sábado, mayo 21, 2022
Inicio Actualidad Con la autonomía de Cantabria, Revilla afirma “no hay marcha atrás”

Con la autonomía de Cantabria, Revilla afirma “no hay marcha atrás”

El presidente apela en el 40 aniversario del Estatuto a “meditar” sobre “cosas pendientes” como disponer de un Tribunal de Cuentas propio o la posibilidad de adelantar las elecciones y aprobar decretos leyes

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy que “ya no hay marcha atrás” para la autonomía de Cantabria, porque el proyecto está “absolutamente consolidado”, y ha vislumbrado un “extraordinario futuro” para la Comunidad Autónoma a partir de la superación de la pandemia de la Covid 19.

En su intervención en el acto institucional organizado por el Gobierno para conmemorar el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía (1 de febrero de 1982), Revilla se ha mostrado “emocionado” al recordar cómo Cantabria consiguió recuperar su nombre y ha pasado a ser una “autonomía conocida y reconocida”, amante de sus tradiciones y orgullosa de pertenecer a España.

“Es abrumador ese sentimiento de pertenencia a Cantabria, pero compatible, al mismo tiempo, con el orgullo que sentimos los cántabros, a diferencia de otros territorios, de pertenecer a España”, ha enfatizado Revilla, quien ha destacado, especialmente, el “espíritu” autonómico afianzado entre los jóvenes.

Después de recordar el procedimiento legal recogido en la Constitución Española que desembocó en la aprobación del Estatuto, el presidente ha reiterado, como lo hiciera en aquellos momentos, que Cantabria es una “región de libro geográfica y humanamente”, con cultura, costumbres y manera de ser propias, pero “nada separada del resto”, porque la suya es una autonomía “bien entendida”.

Y es que, a su juicio, “se es una región o no se es no por tamaño, sino por sentimiento”, algo tan “irrefutable” como el hecho de que “los asuntos se solucionan mucho mejor desde el lugar donde los problemas se conocen y se padecen”.

Futuro

El jefe del Ejecutivo ha señalado que el de hoy es un día “trascendental” para rendir homenaje a estas cuatro décadas de autonomía y también para poner el foco en el futuro y en la necesidad de adaptar el Estatuto a la nueva realidad de Cantabria. Tras referirse a las cuatro reformas realizadas en este periodo -la última, la supresión del aforamiento de los diputados-, Revilla se ha referido a otras “cosas pendientes” para completar la autonomía, cuestiones que, ha añadido, “no corren excesiva prisa, pero sí sería bueno que empezáramos a meditar sobre ellas”.

Por ejemplo, Revilla echa en falta disponer de un Tribunal de Cuentas propio –“estamos descolgados”- o que el presidente tenga la atribución de poder adelantar las elecciones sin necesidad de agotar los cuatro años de legislatura, posibilidad que ya existe en otras comunidades como Castilla y León, que, precisamente, ejerce esa potestad en la actualidad. Además, al hilo de las situaciones extraordinarias surgidas durante la pandemia, también ha reclamado la facultad de aprobar decretos leyes para poder tomar decisiones de forma autónoma.

De cara al futuro y pese a que “aún quedan cosas por conseguir”, el presidente se ha mostrado “optimista” y ve cada vez más cerca el final de la pandemia gracias a las vacunas. Y mientras llega ese momento, ha apelado a “seguir adelante”, centrarse en la recuperación de la economía y aprovechar el “ambiente positivo” que detecta en la ciudadanía.

Finalmente, ha concluido su intervención con vivas a Cantabria y a España.

Bandera de 23 x 1,5 metros

El acto ha contado con la asistencia de representantes de las principales instituciones y poderes de la Comunidad Autónoma. Además de la mayoría de los consejeros del Ejecutivo autonómico, han asistido el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; la alcaldesa de Santander, Gema Igual; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral, y el presidente de la Federación de Municipios, Pablo Diestro, entre otros.

También ha destacado la presencia de los expresidentes cántabros José Antonio Rodríguez (el primer presidente de la autonomía) y José Joaquín Martínez Sieso.

Tras la intervención de Miguel Ángel Revilla, se ha desplegado sobre la fachada de la sede gubernamental de Peña Herbosa una bandera autonómica, de 23 metros de alto por 1,5 de ancho, con el logo ‘Cantabria, 40 años de autonomía’ y al son del Himno de Cantabria, interpretado por gaiteros de la Agrupación de Danzas Virgen de las Nieves de Torrelavega.

El Estatuto de Autonomía fue aprobado en el Congreso de los Diputados el 15 de diciembre de 1981 y entró en vigor el 1 de febrero de 1982. Marcó el inicio del autogobierno de Cantabria como Comunidad Autónoma y, en estas cuatro décadas, ha traído consigo la mayor etapa de progreso de toda su historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes