El diputado y portavoz del PRC en materia de Industria y Turismo, Javier López Marcano, ha instado hoy al Gobierno de Cantabria a «ponerse las pilas» para frenar la pérdida de pasajeros que vive el aeropuerto Seve Ballesteros

López Marcano se ha declarado «preocupado» ante estos descensos, que ponen en peligro el récord de tráfico vivido por el aeródromo cántabro en 2023 y ha abogado por que no se repita lo ocurrido durante el anterior mandato del Partido Popular al frente del Ejecutivo cántabro, cuando el aeródromo pasó de los 1.116.000 pasajeros contabilizados en 2011 a 875.000 en 2015.

«Los récords están no sólo para disfrutarlos, sino para mantenerlos y mejorarlos», ha recalcado el diputado regionalista, quien no quiere que ahora «se repita» lo ocurrido bajo el mandato del anterior Gobierno del PP, por lo que el próximo lunes planteará una moción al Pleno del Parlamento para urgir actuaciones encaminadas tanto a aumentar el número de rutas como a mejorar las frecuencias de la conexión entre Santander y Madrid, con el fin de que el Seve Ballesteros se consolide entre los 20 primeros aeropuertos de España en tráfico de viajeros.

Asimismo, llamará la atención sobre la importancia de la aerolínea Ryanair como «principal nutriente» de la instalación cántabra, a la que ha aportado desde su llegada a la Comunidad Autónoma el 60% de los pasajeros; en concreto, 10 millones del total de 17 que han pasado desde entonces por el aeropuerto.

A la vista de estos datos, López Marcano se ha mostrado «un tanto preocupado» por la anunciada supresión para el próximo verano de 527 operaciones de Ryanair, que son «muchísimas» y afectan en gran medida a destinos como Barcelona y Sevilla. «Son cifras y datos preocupantes», ha precisado.

También ha aludido a la pérdida de las rutas con Oporto, Düsseldorf, Praga y Cracovia, que estaban «conseguidas» en mayo de 2023 y que suponían la conexión con «centros emisores importantes» desde el punto de vista turístico, al tiempo que ha abogado por recuperar trayectos con el sur de Francia para aprovechar e intensificar el crecimiento del turismo extranjero.

El parlamentario regionalista ha abogado finalmente por avanzar en el concurso de rutas diseñado por el anterior Gobierno de Cantabria y dotado con 44 millones de euros, que tiene carácter abierto y validez para 4 años.