viernes, mayo 14, 2021
Inicio Cantabria El Gobierno concederá 300 euros a trabajadores en ERTE entre octubre y...

El Gobierno concederá 300 euros a trabajadores en ERTE entre octubre y febrero y hasta 3.000 euros a las empresas.

El presidente y la consejera de Economía firman con los agentes sociales el II Acuerdo del Diálogo Social ante la Covid-19, que está dotado con 13 millones e incluye también incentivos a la contratación y a la conciliación.

El Gobierno de Cantabria concederá 300 euros a trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE), durante un mínimo de 30 días, entre el 1 de octubre de 2020 y el 28 de febrero de 2021, y otros 300 euros a las empresas por persona trabajadora en reducción y/o suspensión durante este mismo periodo de tiempo, hasta un máximo de 3.000 euros. Según los cálculos, estas ayudas beneficiarán a 9.000 trabajadores y a 1.800 empresarios y autónomos cántabros.

Esta es una de las medidas incluidas en el II Acuerdo del Diálogo Social de Cantabria ante la Covid-19 alcanzado por el Ejecutivo autonómico y los agentes sociales, un plan dotado con 13 millones de euros y que contempla, además, otros incentivos a la contratación y a la conciliación.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, en representación de la consejera de Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, han firmado hoy el documento con el presidente de CEOE-CEPYM Cantabria, Enrique Conde, y con los secretarios generales de CCOO, Carlos Sánchez, y de UGT, Mariano Carmona, en el transcurso de la reunión del Pleno del Consejo de Diálogo Social.

Revilla ha calificado de “buena noticia” este II Acuerdo del Diálogo Social, que da continuidad al suscrito en abril del pasado año, por valor superior a los 90 millones de euros, y que tiene como objetivo “afianzar y potenciar el apoyo a los trabajadores y las empresas en esta situación de crisis”.

El presidente ha felicitado el “talante negociador” de los agentes sociales y su capacidad para pactar una serie de iniciativas en materia de empleo que van a beneficiar al tejido laboral de Cantabria. Especialmente, ha destacado el trabajo de la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, y de su equipo para lograr este acuerdo.

En su lugar ha asistido María Sánchez, quien ha explicado que el documento iniciará ahora su tramitación legal en el Parlamento de Cantabria, por la vía de urgencia, al objeto de que las ayudas puedan estar a disposición de los trabajadores y empresarios cántabros en el menor plazo de tiempo posible.

Por su parte, los representes sociales han incidido en la importancia de llegar a acuerdos en el marco del diálogo social. Enrique Conde ha subrayado el compromiso del sector empresarial para colaborar con la Administración y agilizar los pagos, mientras que Carlos Sánchez y Mariano Carmona han expresado su satisfacción por el resultado de la negociación y por este paquete de nuevas medidas a disposición de quienes han visto su empleo o su negocio afectados por la crisis sanitaria de la Covid-19.  

Las medidas

Este II Acuerdo del Diálogo Social se fraguó la semana pasada en la Comisión Permanente del Diálogo Social y contempla diferentes actuaciones en el ámbito del empleo.

Las ayudas a empresas y trabajadores afectados por un ERTE forman parte del eje dedicado al sostenimiento del empleo y la actividad económica, cuya dotación global asciende a 5 millones de euros. Para poder acceder a ellas, tendrá que acreditarse un mínimo de 30 días de suspensión de empleo entre el 1 de octubre de 2020 y el 28 de febrero de 2021.

Las primeras buscan apoyar la viabilidad de los empresarios y los autónomos para reforzar su continuidad y posibilitar el mantenimiento de los puestos de trabajo, para lo que se establece una cuantía subvencionable de 300 euros por persona trabajadora en reducción y/o suspensión por ERTE durante un mínimo de 30 días y hasta un máximo de 3.000 euros por empresa.

Las segundas son ayudas, también de 300 euros y en pago único, dirigidas a personas trabajadoras afectadas por expedientes de regulación de empleo, suspensión de contratos de trabajo o reducción de jornada, incluidos los fijos discontinuos, por causas de fuerza mayor o causas económicas, técnicas, organizativas o productivas en el ámbito de Cantabria.

El procedimiento para acceder a estas subvenciones varía con respecto a la anterior convocatoria, no solo porque se incluye a las empresas, sino porque, además, en esta ocasión serán las propias empresas las que han de comunicar al Servicio Cántabro de Empleo la relación de empleados sometidos a ERTE y presentar la solicitud en su nombre, al tiempo que solicitan la ayuda para ellas.  

Asimismo, habrá otra convocatoria de ayudas dirigida a las empresas para cubrir gastos de material de seguridad y protección frente a la Covid-19, línea que será tramitada por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo y estará dotada con 500.000 euros.

En cuanto a las medidas de apoyo a la contratación, en unas circunstancias económicas complejas como las actuales, se contemplan dos líneas de actuación diferentes. Por un lado, en 2021 se introducirán incentivos a la contratación indefinida, por valor de 4 millones de euros, tanto para la formalización de nuevos contratos como para la transformación de contratos temporales en indefinidos. Así, el Servicio Cántabro de Empleo aportará entre 4.500 y 7.500 euros por contrato que se mantengan durante un periodo mínimo de un año, frente a los 3 que se exigían actualmente.

Por otro lado, se ha acordado una nueva línea de financiación para la contratación de personas desempleadas que sustituyan a trabajadores que se encuentren en situación de incapacidad temporal como consecuencia de estar contagiados o en aislamiento por Covid-19 o que estén al cuidado de menores de 12 años, dependientes o personas con discapacidad que deban guardar confinamiento domiciliario a causa del virus. En este caso, la dotación asciende a 1 millón de euros y la cuantía de la subvención se establece en un 100% del Salario Mínimo Interprofesional a jornada completa.

El último eje de medidas insertadas en el II Acuerdo del Diálogo Social ante la Covid-19 está orientado a la conciliación y contempla también dos tipos de ayudas distintas: para personas trabajadoras que hayan reducido su jornada en virtud del Plan MECUIDA o hayan solicitado una excedencia por cuidado de hijos o familiares y las destinadas a apoyar la conciliación de las responsabilidades laborales y familiares de trabajadores y desempleados que tengan hijos o personas incapacitadas sometidas a su tutela. Estas ayudas cuentan con una dotación de 1 y 1,5 millones de euros, respectivamente.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes