sábado, septiembre 30, 2023
Inicio Cantabria El ICASS concede casi 500.000 a cuatro entidades privadas sin ánimo de...

El ICASS concede casi 500.000 a cuatro entidades privadas sin ánimo de lucro para la protección, inclusión e inserción de menores

La Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, a través del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), ha concedido subvenciones por importe de 489.500 Cruz Roja Española, Cáritas Diocesana de Santander, Fundación Amigó y Fundación José Luis Díaz, todas ellas entidades privadas sin ánimo de lucro, para la realización de diversos proyectos en materia de protección, inclusión e inserción de menores en Cantabria.

La consejera de inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Begoña Gómez del Río, ha asegurado que su área mantendrá una decidida política de colaboración y coordinación con las entidades y organizaciones sin ánimo de lucro que tienen entre sus objetivos promocionar el bienestar, la protección y la inclusión, así como la inserción de menores y adolescentes en situación de riesgo o vulnerabilidad.

Una apuesta que la consejera no sólo focaliza en las ayudas de carácter económico, como las que han sido aprobadas en el ICASS, sino en el diseño, desarrollo y ejecución de programas que contribuyan a conseguir mejores condiciones de vida para los menores que se encuentran en situaciones de dificultas social.

Y para ello, Gómez del Río ha explicado que es imprescindible la colaboración con las entidades que se dedican a facilitar el desarrollo vital de los menores y adolescentes. Estas entidades tienen la experiencia, el método y la dedicación que, sin duda alguna, hemos de aprovechar si queremos alcanzar los objetivos comunes.

En concreto, gracias a estas aportaciones, Cruz Roja España contará con 65.000 euros para la promoción del éxito escolar en menores con dificultad social, proporcionando apoyo y contribuyendo al pago del material escolar u otros gastos relacionados directamente con el proceso de escolarización y su desarrollo. Además, la cuantía aportada por el ICASS sirve para aportar los recursos esenciales para cubrir las necesidades básicas de menores de familias con escasos recursos económicos.

Por su parte, Cáritas Diocesana de Santander es beneficiaria de 181.700 euros, a razón de 76.700 euros destinados íntegramente al programa de prevención dirigido a menores en situación de riesgo, que presentan problemática y/o carencias educativas, y 115.000 euros para sufragar el centro de día para el cumplimiento de medidas judiciales en medio abierto de menores infractores.

En el primero de los casos, el programa subvencionado por el ICASS está destinado a la prevención en menores en situación de riesgo, en el que se les facilitan recursos para interiorizar modelos de comportamiento positivos favoreciendo, al tiempo, la implicación de las familias en la intervención educativa. Además, el programa ayuda a crear entre las menores relaciones sociales positivas, desarrollar las destrezas básicas y las habilidades básicas para la integración e inserción laboral, así como el desarrollo de habilidades personales y sociales, educación pre laboral o formación profesional, entre otros.

Cumplimiento de medidas en régimen abierto

En el segundo de los casos, Cáritas, en coordinación y bajo la supervisión del ICASS, ayuda a la ejecución de las medidas judiciales en medio abierto impuestas a menores de 14 a 16 años, lo que lleva implícito una evaluación inicial de los menores, la realización de programas educativos individuales y el seguimiento de las medidas impuestas y de los plazos, entre otros. Para ello, Cáritas Diocesana de Santander cuenta con el Taller Andara, que integra un equipo de educadores especializados en medio abierto.

La Fundación Amigó también recibe del ICASS 86.000 euros para, al igual que Cáritas, ejecutar las medidas de medio abierto impuestas por los Juzgados de Menores, pero en este caso circunscritas al ámbito de Torrelavega y su comarca. Así, también realiza con cargo a esta subvención una evaluación inicial de los menores, programas educativos individuales y seguimiento de las medidas impuestas y de los plazos, entre otros. Y cuenta, para ello, con un Servicio de Orientación y Acogida de Menores (SOAM), con educadores especializados en medio abierto, un programa de acción de calle y centro juvenil, y un centro educativo ocupacional (CEO).

Por último, un total de 146.800 euros están destinados al mismo fin, pero en esta ocasión al programa desarrollado por la Fundación José Luis Díaz. Con los mismos objetivos y herramientas, el programa de ejecución de medidas judiciales en medio abierto de la Fundación dispone de un equipo de educadores específicos, un programa de acción de calle y el Centro Juvenil Trenti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes