miércoles, agosto 4, 2021
Inicio Cantabria El nuevo patronato del Parque Natural de las Dunas de Liencres y...

El nuevo patronato del Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada se aprobará el próximo otoño

Se incorporarán los ayuntamientos de Santa Cruz de Bezana y de Miengo tras la ampliación de terrenos que ha supuesto la reciente aprobación de la Ley de creación del nuevo Parque.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha presidido hoy el Patronato del Parque Natural de las Dunas de Liencres, último con esta denominación y composición ya que el nuevo Patronato del Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada, consecuencia de la reciente declaración de este nuevo espacio protegido, se aprobará el próximo otoño tal y como prevé la Ley de declaración de ese espacio.

Al nuevo Patronato se incorporarán como miembros de pleno derecho, entre otros, los representantes de los ayuntamientos de Miengo y Santa Cruz de Bezana, que no obstante han asistido como invitados a la sesión celebrada en el día de hoy.

La reunión, en la que también han estado presentes el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y la directora del Parque, Raquel Sánchez, ha servido para analizar las actuaciones de conservación, gestión, control, vigilancia, intervención administrativa, regulación de usos y dinamización llevadas a cabo desde el pasado mes de octubre, cuando se celebró el anterior Patronato, así como las propuestas para poner en marcha en la temporada 2021-2022 con el objetivo de seguir reforzando las actuaciones de conservación, seguimiento y puesta en valor del espacio.

Así, durante el año pasado se llevaron a cabo actuaciones en masas de regeneración de primera línea del pinar en el Parque, cediendo la madera y leñas resultantes a la junta vecinal de Liencres y a sus vecinos.

Además, se han retirado plumeros en más de 16 hectáreas de terreno en el marco del proyecto europeo LIFE-Stop Cortaderia, que impulsa la Consejería como principal financiador junto con la Unión Europea, así como la posterior restauración mediante la siembra de más de 20 hectáreas y la plantación de más de una hectárea con vegetación autóctona.

Las acciones de restauración y conservación del Parque se completaron con labores de limpieza, a cargo de las cuadrillas de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático y de la Red Cántabra de Desarrollo Rural.

El balance del ejercicio pasado se completa con una serie de actuaciones financiadas con la orden de subvenciones de la Consejería destinada a los Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, y entre las que destacan la creación de una zona estancial y la ejecución de varias actuaciones para prevenir la degradación de hábitats costeros en la localidad de Soto de la Marina (Santa Cruz de Bezana), así como la adecuación y puesta en valor de La Picota en Piélagos.

En cuanto a las propuestas de actuación para este 2021, se ha dado cuenta del proceso de elaboración, a cargo de la Consejería, de los planes de conservación del cormorán moñudo, especie catalogada como vulnerable, así como el de recuperación del paiño europeo, catalogada como especie en peligro de extinción. Ambas especies se encuentran censadas dentro del ámbito del Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada.

Además, la intención de la Consejería es reanudar este año las campañas de control de las distintas especies alóctonas con carácter invasor que se han localizado en los espacios naturales protegidos de Cantabria, incluido de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada.

De igual forma, se continuará con las acciones del proyecto LIFE Stop Cortaderia para erradicar el plumero del Parque y se continuará con las labores de mejora del hábitat de arribazón asociado a la conservación de la especie catalogada Chamaesyce peplis.

La Consejería, además, apoyará el control de aparcamientos en la carretera CA-305 durante el periodo estival y está estudiando la propuesta del Ayuntamiento de Piélagos de construir un aparcamiento disuasorio en la zona de La Arnía.

El consejero Blanco ha hecho un balance positivo del plan de actuación del Parque en 2020 y ha confiado en que las medidas que se pongan en marcha este año sirvan para compatibilizar los imprescindibles objetivos de conservación y restauración de la biodiversidad con un desarrollo socioeconómico basado en los recursos propios y la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes