jueves, diciembre 2, 2021
Inicio Sin categoría El presupuesto de Empleo y Políticas Sociales crece un 13% y supera...

El presupuesto de Empleo y Políticas Sociales crece un 13% y supera los 422 millones de euros

Ana Belén Álvarez destaca que la inversión en Dependencia supera la barrera de los 150 millones y anuncia un Plan de Digitalización dirigido a PYMES y autónomos

El Presupuesto de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales para el año 2022 alcanzará los 422,6 millones de euros tras registrar un aumento del 13% con relación al de 2021, lo que se traduce en una subida de 49 millones de euros.

Para la consejera Ana Belén Álvarez, se trata “un crecimiento justo a la par que necesario”, que va a permitir “reforzar y consolidar” programas ya existentes, como los dedicados al empleo juvenil, los servicios y prestaciones recogidas en la Ley de Dependencia o las ayudas al alquiler, pero también poner en marcha “iniciativas inéditas” hasta ahora en Cantabria.

Entre las novedades, destaca una partida de 12 millones de euros para la transformación y especialización del Modelo de Cuidados de Larga Duración; el despliegue de la Teleasistencia Avanzada; la puesta en marcha de un Plan de Digitalización para PYMES y autónomos, dotado con más de 4,5 millones de euros, o la creación por parte del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) de un Centro de Orientación, Emprendimiento e Innovación que estará ubicado en Santander, para el cual se destinarán 2,7 millones.

Igualmente, ha anunciado dotación presupuestaria para desarrollar programas sociales innovadores, como la implantación en Cantabria del modelo Housing First para personas sin hogar, con el diseño y puesta en marcha de una estrategia específica y la adquisición de 20 viviendas, o el programa de atención a la soledad no deseada que se llevará a cabo en la Comarca Campoo-Los Valles, con la idea posteriormente de extenderlo al resto del territorio.

Se trata de “un presupuesto histórico, lleno de novedades y de oportunidades”, que incrementa los recursos dirigidos a la protección social, porque ha dicho, “un Gobierno progresista no puede renunciar a contribuir a mejorar las condiciones de vida de quienes más apoyo público necesitan, ya sea en políticas de empleo, en políticas de vivienda o en políticas de servicios sociales. Y mucho menos, después de una crisis como que la hemos afrontado”.

Inversión histórica en Dependencia y Servicios Sociales

Según ha resaltado Ana Belén Álvarez en rueda de prensa, por tercer año consecutivo vuelve a crecer el presupuesto que se destina al Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia, un apartado que junto a los Servicios Sociales de Atención Primaria recibe una “especial atención”.

Este año la partida destinada a las prestaciones y servicios recogidas en la Ley de Dependencia recibe 152 millones de euros, de los que 85 se destinan a estancias concertadas, que acumulan “un crecimiento cercano al 20% en tres años”. También el servicio de ayuda a domicilio incrementa su dotación en 2,5 millones de euros -un 28% más- hasta alcanzar los 19 millones de euros con el fin de seguir aumentando el número de beneficiarios y especialmente el número de horas que se presta a cada uno de ellos, habiendo superado ya “las 500.000 horas anuales”.

En lo referente a la colaboración con las entidades locales, vuelve a incrementar la aportación del ICASS al ‘Plan Concertado con los Ayuntamientos’, que contará con una inversión de 18 millones para dotarlos de “más personal y mayor apoyo a los programas”, a los que hay que sumar otros 4 millones de inversión procedentes de los fondos europeos.

“Estos datos evidencian que detrás de todas estas palabras sobre la importancia de la Dependencia y los Servicios Sociales hay hechos; hay compromiso con una mayor inversión para reforzar los servicios sociales y la atención a la dependencia”, ha manifestado Ana Belén Álvarez.

Por lo que respecta a la lucha contra la pobreza estructural y la sobrevenida por la pandemia de la COVID-19, ha detallado que la Renta Social Básica estará dotada con 22,3 millones de euros, mientras que la financiación a la actividad y programas de las entidades sin ánimo de lucro se incrementa y será de 6 millones de euros.

Entre los nuevos proyectos y programas que se van a financiar con el ‘Mecanismo de Recuperación y Resiliencia’, también ha anunciado que se va a proceder a la digitalización del sistema de información y gestión del Instituto Cántabro de Servicios Sociales del ICASS, lo que se traducirá en una gestión más eficiente y rápida para el ciudadano.

Formación para el empleo

Por lo que respecta a los fondos que gestiona el EMCAN -111.160.652 euros-, los objetivos prioritarios son seguir generando oportunidades de formación en alternancia con el empleo, consolidar los programas de primera experiencia laboral para jóvenes, consolidar los servicios de orientación profesional, desarrollar los protocolos de activación social y laboral dirigidos a personas en riesgo de exclusión social o con dificultades para el acceso o retorno al mercado de trabajo.

Así, Ana Belén Álvarez se ha referido a los 14,8 millones de euros para acciones formativas través de las entidades privadas, lo que supone un incremento del 35% con relación al año anterior; los 25 millones de euros del programa de colaboración con las Corporaciones Locales para la realización de obras y servicios de interés general y social o los 5 millones de euros para el programa de prácticas en régimen laboral a favor de personas jóvenes desempleadas.

También ha querido resaltar los 6,8 millones de euros que el EMCAN pone a disposición de las empresas de Cantabria para subvencionar la contratación indefinida, y los 9,2 millones destinados a apoyar el mantenimiento y creación de empleo para las personas con discapacidad, “con una subida del 5%”.

Asimismo, Ana Belén Álvarez ha especificado que este organismo gestionará 11 millones de euros de fondos europeos que se articularán en “ocho programas que hacen especial hincapié en mejorar la empleabilidad de jóvenes y mujeres”.

También, desde la Dirección General de Trabajo, ha destacado el incremento de las ayudas para el mantenimiento del empleo autónomo en “más de 600.000 euros”, y el decidido apoyo a la Economía Social, cuyos programas superan los 1,3 millones de euros y que, además, contará con una línea específica en el Plan de Digitalización.

La rehabilitación, “motor de la recuperación”

En materia de vivienda, además de consolidarse el presupuesto de 5,8 millones de euros para ayudas al alquiler, lo más novedoso de este presupuesto es la llegada de fondos europeos para rehabilitación, con criterios de eficiencia energética.

En 2022 la consejera ha anunciado que “ya tenemos previsto conceder ayudas por valor de más de 7,5 millones de euros”. En este sentido, ha hecho hincapié en la trascendencia que van a tener todos los programas de rehabilitación, que “estamos convencidos será uno de los motores de la recuperación económica”.

El 80% es “inversión social”

Durante su intervención, la titular de Empleo ha explicado que, a diferencia de otras Consejerías, el peso del presupuesto de Empleo y Políticas Sociales recae en los capítulos 4 y 6, que son los relativos a transferencias directas a las personas, ya sea en forma de ayudas o subvenciones o dedicadas a la prestación de servicios.

Así, el 80% del presupuesto de la Consejería –más de 320 millones de euros- es “inversión social, que contribuye de forma decidida a fortalecer la cohesión social de Cantabria”.

“Todos los recursos que llegan a esta Consejería, o la mayor parte de ellos, al final terminan en un beneficio directo a la ciudadanía, bien sea en forma de una subvención para fomentar la contratación indefinida, para iniciar un proyecto de autoempleo, en una ayuda al alquiler o asumiendo el coste de una plaza concertada en una residencia, por poner algunos ejemplos. Esto también es inversión, inversión social y productiva que, además, es generadora de empleo y actividad económica”, ha recalcado.

Distribución presupuestaria

Tras señalar que el crecimiento del presupuesto se debe en su mayor parte (47,9 millones) a los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), en lo que se refiere al reparto entre los diferentes departamentos, las Direcciones Generales de Trabajo, Políticas Sociales y Vivienda incrementarán sus fondos en 15,5 millones de euros, con crecimientos del 53, 130 y 44%, respectivamente.

Ana Belén Álvarez también ha destacado que el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) vuelve a superar “por segunda vez en su historia” los 100 millones de euros, con una subida del 11% que sitúa sus cuentas en los 111.160.652 euros. También es notable el aumento de fondos en el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), que crece en 22,5 millones –un 9,43%- y alcanza los 261.036.701 euros.

En cuanto al Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), del que la consejera ha reconocido su labor en materia de prevención de riesgos laborales durante la pandemia, consolida la subida del 7% que se produjo este año y dispondrá de una dotación económica cercana a los 3 millones de euros.

cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes