martes, octubre 4, 2022
Inicio Cantabria El puerto de Colindres “ganárá en operatividad” afirma Gochicoa

El puerto de Colindres “ganárá en operatividad” afirma Gochicoa

El consejero ha supervisado las obras que se están ejecutando en la antigua lonja y en el edificio anejo, tras una inversión de 224.000 euros

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, ha puesto en valor el puerto de Colindres que “ganará en operatividad” y “será referencia en el norte de España” una vez que finalicen los trabajos que se están acometiendo en la antigua lonja y en el edificio que había anexo para dotar al sector pesquero de instalaciones “adecuadas”.

Con la intervención que está llevando a cabo la Consejería, el puerto de Colindres gana espacio para el almacenamiento y lavado de elementos necesarios para el traslado, venta y distribución de los productos pesqueros descargados en el puerto, mejorando asimismo la funcionalidad de los muelles y zonas de servicio, que se adecuaran a una nueva distribución de superficies portuarias.

En este sentido, ha subrayado la importancia de “seguir invirtiendo” para contar con unas instalaciones “modernas” y que el sector pesquero tenga unos mejores espacios para realizar su actividad.

Durante la visita a las obras, el consejero ha estado acompañado, entre otras autoridades, por la directora general de Obras Hidráulicas y Puertos, Sandra García Montes, y el patrón mayor de la Cofradía de San Ginés, José Luis Bustillo, quien ha mostrado su agradecimiento porque el proyecto está siendo ejecutado atendiendo a las “demandas y necesidades de los pescadores”. En su opinión, la obra cumple “perfectamente las exigencias del puerto, así como con las medidas de higiene necesarias” dado que los almacenes “eran muy antiguos, muy reducidos y con poca altura”.

Los trabajos

En concreto, se trata por tanto de la rehabilitación de una nave portuaria en la que se ubicaba la antigua lonja de pesca del puerto de Colindres, y la demolición de un edificio anexo en el que se localizaban el sector de ampliación de lonja y las salas de reparación de artes de pesca, proyectando asimismo la urbanización de la totalidad del área abarcado por la citada demolición y superficies circundantes.

Motivada por esta actuación, se da, a juicio del consejero, la necesidad de cambios de uso de ciertas instalaciones portuarias, y de disponibilidad de superficies de muelle y restructuración de áreas de servicio portuarias, una vez construida la nueva lonja de pesca del puerto de Colindres, pretendiendo conseguir con la actuación dotar a la fachada portuaria de orden funcional y visual.

Para la rehabilitación de la antigua lonja de pesca se va a sustituir de manera total el revestimiento de sus fachadas y su cubierta, manteniendo únicamente la estructura de pórticos de perfiles de acero laminado, por un nuevo revestimiento de fachada y cubierta, conformadas por paneles tipo sándwich modular de chapa de acero galvanizada y lacada, con núcleo aislante de poliestireno de 50 milímetros de espesor.

En las fachadas con orientación este y oeste se dotará al edificio de una banda traslucida ejecutada con paneles de policarbonato celular de 40 milímetros de espesor para aumentar la luz natural incidente en el interior del edificio, mejorando su eficiencia energética. En la cubierta del edificio, de la misma forma, se proyecta la instalación de lucernarios compuestos por plancha celular de policarbonato.

Este edificio ocupa una superficie en planta de aproximadamente 900 metros cuadrados, que se distribuyen en dos sectores, realizando en uno de los mismos la preinstalación necesaria para la futura instalación de un tren de lavado de cajas y tinas utilizadas para el transporte y la distribución de productos pesqueros.

Por otro lado, se ha llevado a cabo la demolición del edificio anejo a la antigua lonja para su rehabilitación con una estructura mixta de pórticos metálicos y cerramientos de fachada de bloques de hormigón y ladrillo, tipo nave de planta rectangular y dos alturas, estando incluida en el proyecto la urbanización de una superficie aproximada de 1.300 metros cuadrados que se generaran tras la demolición del edificio, los cuales serán asfaltados con mezcla bituminosa en caliente conformada por capa intermedia y de rodadura, permitiendo esta actuación ampliar considerablemente el área de operaciones necesaria para las actividades pesqueras que se desarrollan en la nueva lonja del puerto de Colindres. 

Las operaciones serán cofinanciadas por la Unión Europea con recursos del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) a través del Programa Operativo FEMP 2014-2020 de Cantabria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes