sábado, mayo 21, 2022
Inicio Economía El sector de la Construcción en Cantabria necesitará cubrir cerca de 2.000...

El sector de la Construcción en Cantabria necesitará cubrir cerca de 2.000 puestos de trabajo en los próximos años

Gobierno y empresarios alertan de la “falta de mano de obra” y animan a ver en él un sector “con presente y futuro” que ofrece una “salida laboral efectiva”

El EMCAN ha programado 42 cursos dirigidos a personas en desempleo, que ofrecen formación de calidad y con buenas perspectivas

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha comparecido hoy en rueda de prensa junto al presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria (APC), Javier Palomera, y el gerente de la Fundación Laboral de la Construcción, José Antonio Valcárcel, para animar a las personas que estén buscando una salida laboral a pensar en el sector de la construcción, que actualmente tiene “serias dificultades” para encontrar personal y, además, estima que necesitará cubrir a corto plazo cerca de 2.000 nuevos puestos de trabajo.

“La realidad es que el sector de la construcción está creando empleo; lo lleva creando de forma continuada en los últimos años, pero, a la par, está falto de mano de obra en este momento”, ha comenzado explicando la titular de Empleo, que ha manifestado la “preocupación” del Gobierno ante el hecho de que las empresas no encuentren mano de obra. “Son oportunidades laborales que se están perdiendo”, ha lamentado la consejera, que también ha lamentado que ello “lastra” la actividad de las propias empresas y la actividad económica de la región.

Tras apuntar que en los dos últimos años se han creado de forma directa un millar de nuevos empleos y el paro ha disminuido un 19% durante el año 2021, los tres intervinientes han manifestado que “desde hace ya tiempo, existen serias dificultades para encontrar personal, ya no solo que tenga experiencia –mano de obra cualificada-, sino incluso personas que quieran adquirir las habilidades y hacer carrera profesional”.

A este respecto, la consejera ha indicado que de las 32 acciones formativas dirigidas a personas desempleadas previstas en la última programación del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), 9 de ellas no se pudieron llevar a cabo por falta de alumnado. “Es decir, prácticamente el 30% se quedaron sin ejecutar”, ha lamentado.

Con ello, la consejera ha subrayado que “no se trata de una crítica, nada más lejos de la realidad”, sino que pretenden “hacer ver que la construcción es un sector generador de empleo, que demanda mano de obra y que ofrece oportunidades laborales”.

Buenas perspectivas

Además, tanto el Gobierno como la Asociación de Constructores y la Fundación Laboral han coincidido en resaltar en que “las perspectivas a medio y largo plazo son positivas”. “No hay que olvidar que dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia, a través de los fondos europeos Next Generation, la construcción es uno de los sectores protagonistas”, ha manifestado la consejera, recordando que Cantabria recibirá aproximadamente 60 millones de euros en ayudas a la rehabilitación con criterios de eficiencia energética.

Al hilo de esto, han invitado a dejar de pensar en la construcción “solo como la promoción de obra nueva”, sino que “es un sector que ha evolucionado para adaptarse a las nuevas necesidades en cuanto a innovación, construcción sostenible y rehabilitación eficiente”, de modo que “demanda los oficios gremiales más tradicionales, pero también nuevos perfiles en consonancia con las nuevas técnicas de construcción actuales”.

“La rehabilitación con criterios de eficiencia energética va a tener en los próximos años un crecimiento muy relevante”, ha insistido la consejera.

42 nuevas acciones formativas

Como resumen, la consejera ha expuesto que se está dando una “triple realidad” en el sector: por un lado, las empresas están creciendo, están generando empleo y tienen serias dificultades para encontrarlo; por otro, hay una demanda real de la ciudadanía por renovar y rehabilitar sus edificios, como demuestra el hecho de que las dos primeras convocatorias con fondos europeos, el PREE y PREE 5000, dotadas con 5 millones de euros, estén “ambas agotadas”; y, al mismo tiempo, acciones formativas se están quedando desiertas por la falta de interés hacia este sector.

Las organizaciones han coincidido en que “a ojos de la sociedad, no es un sector atractivo a pesar de ofrecer oportunidades laborales”, y con unas condiciones “muy ordenadas”, algo que han achacado a que su imagen ha quedado “denostada” tras la crisis económica.

Por todo ello, han animado a las personas que estén buscando oportunidades laborales, que quieran buscar una salida laboral, “a pensar en la construcción como una opción real, con presente y futuro”.

Así, en la nueva programación de acciones formativas para personas en desempleo, que ya está en marcha, están programados 42 cursos en este ámbito. Son enseñanzas de calidad y con una alta inserción laboral.

Sector estable

Durante su intervención, el presidente de la ACP, Javier Palomera, ha insistido en que se trata de un sector “estable, con empresas muy tradicionales” que en estos momentos se encuentran con “muchas dificultades” para cubrir los diferentes perfiles profesionales. A su juicio, al sector “les está costando quitar estigmas”.

Según ha expuesto, prácticamente “hay carencia de todos los perfiles profesionales” y ha animado en particular a las mujeres y a los jóvenes a incorporarse a un sector que “no se ha visto tan afectado como otros por la pandemia y que cuenta con trabajos que no están asociados a fuerza física”. “La representación de la mujer es mínima, un 9%, y casi siempre en trabajos que nada tienen que ver con los gremios, lo que limita mucho que el 50% de la población no tenga representación en el sector”, ha señalado Palomera.

Por su parte, el gerente de la Fundación Laboral de la Construcción, José Antonio Valcárcel, −una fundación paritaria en la que están representados trabajadores y patronal, y cuyo objetivo es mejorar la cualificación de los trabajadores del sector− ha animado a participar en los cursos de formación que con 300 a 500 horas de formación teórico práctica y más de 80 horas de prácticas laborales en empresas permiten obtener certificados de profesionalidad, “una garantía para encontrar un puesto de trabajo”.

Tal y como ha explicado, son cursos muy variados que además de los gremios tradicionales del sector como albañilería, encofrado, solado o alicatado, también incluyen sectores afines como mantenimiento, calefacción, climatización fontanería, instalación eléctrica y todo el campo de la eficiencia energética y energías renovables o montaje y mantenimiento de ascensores.

Como indicativo del alto nivel de empleabilidad, ha resaltado que la mayor parte de las personas que finalizan las acciones formativas, “se quedan a trabajar en las mismas empresas donde realizan las prácticas”.

Actualmente, el sector de la construcción emplea en Cantabria, de forma directa, a 16.000 personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes