jueves, diciembre 8, 2022
Inicio Cantabria Empleo amplía a 18 meses la formación dual en las nuevas ‘Escuelas...

Empleo amplía a 18 meses la formación dual en las nuevas ‘Escuelas de Talento Joven’ que se acercarán a las zonas rurales

El nuevo programa del EMCAN echará a andar con 29 proyectos de 15 especialidades profesionales diferentes, de los que podrán beneficiarse 420 jóvenes en desempleo

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha presentado hoy en rueda de prensa la resolución de la primera convocatoria de ‘Escuelas de Talento Joven’, un nuevo programa de formación dual que persigue, prioritariamente, cualificar profesionalmente a jóvenes que abandonaron de forma prematura los estudios.

En esta primera edición, el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) financiará con 12 millones de euros la puesta en marcha de 29 proyectos que se desarrollarán durante 18 meses y que permitirán cualificar profesionalmente a un total de 420 personas desempleadas en 15 especialidades diferentes, según ha dado a conocer Ana Belén Álvarez acompañada por el director del EMCAN, José Manuel Callejo, y el director general de Trabajo, Gustavo García.

Este programa, que forma parte del Plan de Empleo Joven consensuado con los agentes sociales, trae tres novedades destacadas respecto a las antiguas Escuelas Taller y Talleres de Empleo. Por un lado, se amplía “de seis a doce meses” la parte práctica en la que los alumnos son contratados, habilitando así un mayor número de horas de prácticas profesionales en régimen laboral.

Por otro lado, el programa está dirigido prioritariamente a jóvenes, si bien abre la participación a personas adultas con especiales dificultades para acceder o retornar al mercado de trabajo, hasta un máximo del 40% del alumnado, con el objetivo de que la formación dual pueda desarrollarse en zonas rurales.

“Lo que habíamos detectado es que en las zonas rurales los ayuntamientos no concurrían al programa de Escuelas Taller porque les era costoso encontrar el número suficiente de jóvenes. De esta forma, se estaba limitando las posibilidades de los jóvenes de entornos rurales a participar en programas de formación dual”, ha explicado Ana Belén Álvarez, quien se ha mostrado “satisfecha” por haber logrado este objetivo.

Así, las ‘Escuelas de Talento Joven’, además de llevarse a cabo en los principales núcleos urbanos como puedan ser Santander, Torrelavega, Castro-Urdiales o Camargo, también se ejecutarán en municipios en riesgo de despoblamiento como Valdáliga, Cillorigo de Liébana o el Valle de Iguña.

Al hilo de esto, la consejera ha señalado que de este modo también se promueve la generación de “espacios de formación intergeneracional”, donde personas jóvenes y adultas interaccionen intercambiando conocimientos y compartiendo valores y experiencias. “Es la primera vez que se propone en este tipo de programas de formación dual una mezcla entre perfiles jóvenes y adultos, y estamos expectantes por comprobar qué dinámicas se crean; creemos va a ser algo positivo que va a enriquecer a ambos perfiles”, ha apostillado.

Otra de las novedades es “el refuerzo de la orientación como política activa fundamental”. Así, el alumnado deberá recibir durante todo el proceso formativo orientación, asesoramiento e información laboral y profesional, así como formación empresarial, para lo cual las entidades promotoras deberán contar con el personal y métodos adecuados.

Además, una vez finalizados los proyectos, las entidades promotoras prestarán asistencia técnica a las alumnas y los alumnos, tanto para la búsqueda de empleo por cuenta ajena, como para el establecimiento por cuenta propia, durante un periodo de al menos seis meses desde la finalización de los proyectos.

18 meses de formación dual

Las 29 Escuelas de Talento Joven comenzarán a lo largo del año 2022, entre los meses de marzo a diciembre, siendo cada entidad beneficiaria la que decide cuándo iniciar el proyecto. Las personas participantes podrán obtener un certificado de profesionalidad en una de las 15 especialidades profesionales que se desarrollarán.

En concreto, serán certificados en Actividades Auxiliares vinculadas a la Jardinería; Operaciones de acabados rígidos y urbanización; Cuidados y manejo del caballo; Montaje y Mantenimiento de energías renovables; Trabajos de Carpintería; Diseño de páginas web; Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales; Atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio; Limpieza de superficie y mobiliario; Guía de baja y media montaña; Albañilería; Pastelería; Actividades en conservación y mejora de montes; Montaje y mantenimiento de sistemas microinformáticos y Mecanizado por arranque de viruta.

Los proyectos se desarrollarán en dos etapas: una primera de seis meses de duración donde los alumnos reciben formación profesional ocupacional y podrán acceder a una beca, incompatible con la realización de trabajos por cuenta propia o ajena; y una segunda de dos meses en la que los alumnos trabajadores complementan su formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional. En esta etapa los alumnos trabajadores son contratados por las entidades promotoras en la modalidad del contrato para la formación y el aprendizaje.

La subvención del EMCAN cubre los costes salariales del alumnado, alcanzando el 100 por 100 del salario mínimo interprofesional, mientras que en la primera etapa formativa, la beca que recibe el alumnado de estos proyectos será de 13,50 euros por día lectivo, frente a la anterior cuantía de 9 euros.

Jóvenes que ni estudian ni trabajan

Según datos del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) extraídos a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa NEET, que es el porcentaje de personas jóvenes sin empleo y sin participar en educación o formación, fue en el año 2020 del 11,8% en el rango de edad de 16 a 24 años, y del 14,9% en el rango de edad de 18 a 24 años.

Unas cifras que “no son extremadamente alarmantes”, si bien la consejera la falta de cualificación condena a estos jóvenes a sufrir “mayores tasas de desempleo y a encontrar trabajos más precarios, con mayor índice de inestabilidad”. “Por eso, es importante obtener una cualificación profesional, porque abre la puerta a especializarte en un sector de actividad en el que desarrollar una carrera profesional y tener mayores posibilidades de acceder a un empleo estable y mejor remunerado”, ha defendido.

“Cambio de mentalidad”

Por último, durante su intervención, la consejera se ha referido, también, a la experiencia positiva de las Escuelas Taller, “no solo por el hecho de que cualifican a personas en desempleo en una actividad profesional, sino porque en la mayoría de los casos suponen un cambio de mentalidad en las personas”.

“No todas, pero la mayoría de las personas que acceden a un programa de este tipo se encuentran en un momento, digamos que delicado de su vida, desorientadas o apáticas. A lo largo del programa se observa claramente cómo se van activando y transformando, cómo comienzan a ilusionarse, a ser más positivos y a querer afrontar el futuro con ganas de pelear”, ha manifestado.

Las ‘Escuelas de Talento Joven’ es una de las iniciativas incluidas en el Plan de Empleo Joven consensuado por el Gobierno y los agentes sociales, y que prevé una inversión de 79 millones de euros hasta el año 2023 para mejorar la empleabilidad de las personas jóvenes.

cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes