sábado, septiembre 18, 2021
Inicio Cantabria Inaugurada la carretera entre Anero y Pontones que mejora la conexión con...

Inaugurada la carretera entre Anero y Pontones que mejora la conexión con la costa y las infraestructuras de Trasmiera.

El presidente y el consejero de Obras Públicas han asistido a la puesta en servicio del vial renovado con una inversión de 1.283.000 euros.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha inaugurado hoy, junto con el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, las obras de acondicionamiento de la Carretera Autonómica CA-430, concretamente en el tramo que une Anero con Pontones, y que han supuesto una inversión del Gobierno autonómico de 1.283.000 euros.

El presidente ha señalado la mejora que esta carretera aporta al acceso a la costa y a la conexión con la Autovía del Cantábrico de una zona densamente poblada y con gran afluencia de visitantes. En opinión de Revilla, la infraestructura cuya mejora se inaugura hoy se encontraba en un estado “lamentable”.

El presidente ha destacado el esfuerzo que el Gobierno de Cantabria viene haciendo en la red viaria regional, que, desde el año 1995 ha permitido ya la mejora de más de 2.200 kilómetros de carreteras. Revilla ha asegurado que, fruto de este trabajo, Cantabria puede presumir de tener la mejor red de carreteras de competencia autonómica de España e, incluso, mejores en algún caso que la de competencia estatal.

Tener buenas comunicaciones es, para el presidente, “la base del desarrollo de los pueblos” y, por ello, es, en opinión, fundamental “seguir invirtiendo para que cuando pase la pandemia no sea peor la situación económica que la sanitaria” y poner en marcha “proyectos que, cuando se recupere la normalidad, nos vuelvan a relanzar en la senda del crecimiento”.

Por su parte, José Luis Gochicoa ha señalado que esta actuación se suma a otras ya finalizadas en el eje de Trasmiera, entre las que ha citado las carreteras Ajo-Güemes, Alto Marín-Hoz de Anero, Pontones-Suesa u Hoznayo-Riaño. Todas ellas, ha incidido, inversiones “muy necesarias” debido al mal estado que presentaban con anterioridad.

La carretera que ha sido objeto de actuación es, para José Luis Gochicoa, un “eje fundamental” que permite acercar la A-8 a la costa, posibilita de un nuevo acceso al litoral y “realza y da valor” a los núcleos de población de esta zona”.

Para el consejero, esta actuación era “necesaria” para suplir carencias en la zona de Trasmiera, que aún persisten en lo que se refiere a paseos peatonales y mejoras algunos accesos en, por ejemplo, Villaverde, Entrambasaguas o Meruelo.

En el acto también han estado el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco; el director general de Obras Públicas, Manuel del Jesus; concejales del ayuntamiento y técnicos de la Consejería y de la empresa adjudicataria de los trabajos.

Para Joaquín Arco el nuevo trazado permite mejorar la comunicación en la zona y ganar en seguridad de cara a agilizar el tráfico en un municipio muy concurrido, especialmente en la época estival. Además, ha mostrado su agradecimiento hacia ésta y otras inversiones realizadas en el municipio en beneficio de todos los vecinos y visitantes y al trabajo conjunto que mantienen el Ayuntamiento, la Consejería y los vecinos.

Esta obra “da vida al municipio y comunicación directa con la costa, no solo para la vida cotidiana de los vecinos, sino para turistas y visitantes todo el año”. 

Alcance de los trabajos

A lo largo del tramo se ha procedido a la ampliación de la plataforma hasta alcanzar los 6 metros de anchura para contar con dos carriles de 3 metros cada uno y un paseo peatonal anejo a la carretera autonómica de 1,80 metros.

También se ha procedido a la mejora del trazado, utilizando donde ha sido posible la plataforma existente, y se reforzado todo el firme.

 Se han ejecutado cunetas de hormigón en el pie de los desmontes para la recogida de las aguas de escorrentía superficial, así como caños de hormigón para el propio desagüe de las cunetas.

La actuación se ha visto complementada con la construcción de un nuevo puente sobre el río Pontones que tiene una anchura de 12 metros y una longitud de 9,30 metros.

En cuanto a la señalización horizontal se ha llevado a cabo el pintado de línea central y laterales reflexivas a lo largo del tramo de actuación, con el objetivo de delimitar las diferentes zonas de calzada, además de los cebreados y señales indicativas precisas, mientras que, en la señalización vertical, se han colocado las medidas necesarias conforme a las nuevas condiciones del trazado de la nueva carretera y, entre ellas, elementos de balizamiento y barrera de seguridad en todos aquellos tramos en los que resultaba necesario de acuerdo con la normativa.

Las obras han finalizado con la estabilización de los taludes de terraplén, el desmonte mediante la ejecución de muros de escollera y la reposición de todos los servicios que resultaron afectados por las obras: líneas eléctricas, red de alumbrado, líneas telefónicas y paso a nivel de ADIF. Asimismo, se han restaurado los márgenes de la carretera mediante tierra vegetal y proyección de hidrosiembra.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes