martes, marzo 5, 2024
InicioCantabriaInclusión invertirá casi 298 millones de euros en potenciar un sistema público...

Inclusión invertirá casi 298 millones de euros en potenciar un sistema público de protección social eficiente y coordinado

El presupuesto de la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad crecerá el año que viene un 3,8% hasta alcanzar los 297.647.289 euros, situándose así en cuantía solo por detrás de Salud y Educación. Un montante económico que pretende alcanzar una mayor cohesión social y garantizar un sistema público de protección social centrado en la persona, eficiente y coordinado con las entidades sociales, las corporaciones locales, así como con los diferentes departamentos del Gobierno de Cantabria que participan en la atención a personas en situación de necesidad o vulnerabilidad.

Así lo ha explicado la consejera del área, Begoña Gómez del Río, durante la presentación pública de las cuentas de su departamento para el próximo ejercicio que, según sus propias palabras, tienen el objetivo claro de «mejorar la vida de las personas, de las familias, de nuestros mayores, de los niños, de los jóvenes, de las personas con discapacidad o en situación de dependencia, de los menores bajo el sistema de tutela, de las mujeres y de la comunidad LGTBI de Cantabria».

Se trata, tal y como ha reconocido la consejera, de un presupuesto donde los mayores incrementos tienen que ver con las políticas sociales que quiere desarrollar el Gobierno en esta legislatura, dando prioridad a la población más vulnerable de Cantabria. El montante económico total asciende a 287.185.089 euros si no se tienen en cuenta los fondos procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia –MRR-, 10.512.333 euros más que en 2023, destinados a «reforzar las bases para construir la Cantabria de las oportunidades sociales».

En el desglose por áreas, Gómez del Río ha avanzado que el presupuesto del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), «el que más peso específico tiene en la Consejería, ya que supone el 95% del presupuesto total», crece hasta los 263.418.218 euros (271.423.218 euros si se tienen en cuenta los gastos financiados por los fondos MRR). En total, experimenta un incremento de 9.871.080 euros (3,89%) respecto a 2023.

En términos globales, el ICASS destinará 179.670.290 euros (el 66,19% de su presupuesto total) a transferencias corrientes, para llevar a cabo actuaciones de promoción y protección social, lo que supone 3.406.635 euros más, es decir un 1,93%.

En el desglose por programas presupuestarios, el Programa de Prestaciones y Programas de Servicios Sociales se incrementa un 3,76%, hasta alcanzar los 71.783.172 euros, que irán destinados «principalmente» al Plan Concertado de Servicios Sociales de Atención Primaria, «el primer nivel de atención del sistema público de servicios sociales y, por lo tanto, unos servicios esenciales», lo que justifica, según la consejera, este incremento. De hecho, la cuantía destinada específicamente a este plan aumenta un 6,12%, (1.125.000 euros más).

Dentro de este plan, se prevén 28.000 euros para apartamentos supervisados, 8.429.000 euros para el servicio de asistencia domiciliaria, 2.801.000 para programas de servicios sociales de atención primaria y 531.200 euros en teleasistencia, 5.647.000 euros a personal y el fondo de suministros básicos, con 2.063.800 euros.

En el apartado de prestaciones y programas de servicios sociales, la Renta Social Básica se lleva 15 millones de euros, que «es imprescindible mantener como uno de los elementos necesarios para la inclusión de los sectores más vulnerables». Con esta cuantía, el ICASS asegurará unos ingresos mínimos a través de la Renta Social Básica para garantizar las necesidades de las personas que no pueden acogerse al ingreso mínimo vital.

Además, ha aclarado Gómez del Río, esta Renta Social Básica también será una prestación complementaria para los perceptores del ingreso mínimo vital que cumplan requisitos. En este sentido, en 2024, la Consejería mantendrá igualmente la prestación temporal complementaria de la Renta Social Básica que finalizaba este año y que supone un incremento del 15% en la cuantía mensual reconocida a las personas beneficiarias.

También se mantiene la aportación de 750.000 euros a la Fundación Marqués de Valdecilla para la tutela de personas que por edad o por discapacidad no pueden valerse por sí mismas y se incrementa a 680.000 euros la aportación a la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social para hacer frente no solo los gastos corrientes, sino también para el programa de apoyo a cuidadores en el entorno familiar. Por último, se dota con 550.000 euros, hasta llegar a los 4.300.000 euros, es decir un 14,66% más, la aplicación para las subvenciones en los programas de interés con cargo al 0,7% del IRPF.

Si nos referimos al Programa de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, el ICASS contará el año que bien con un 4,66% más para su desarrollo, puesto que hay consignados 175.640.491 euros, entre otras cosas, para sostener la financiación de los recursos, servicios y prestaciones del ICASS, principalmente las que se conceden a las personas en situación de dependencia, así como otras actuaciones que favorecen a las personas en situación de discapacidad.

En esta partida, ha añadido la titular de Inclusión, se incluye la libre elección de centro residencial, «una de las medidas más importantes que comenzó a aplicarse a principios del mes de octubre», por lo que se ha potenciado la partida presupuestaria que financia las prestaciones económicas de las que se van a beneficiar las personas dependientes en Cantabria. En concreto, la prestación vinculada al servicio, que ayuda a sufragar el coste de una plaza privada, «de forma provisional», para aquellas personas que no han obtenido una plaza concertada en la residencia de su elección, hasta que consigan la misma. Por eso, la partida presupuestaria que soporta estos gastos se incrementa de los 20.856.000 a los 22.300.000 euros, un 6,92% más.

Además, se crea una partida específica de 100.000 euros para medidas de apoyo directo a cuidadoras de personas dependientes, para complementar las medidas ya previstas en la Ley de Dependencia y en el Programa del Servicio de Apoyo a Cuidadores en el Entorno Familiar. Asimismo, se mantienen las subvenciones nominativas del Programa del Plan de Acción a Personas con Discapacidad y la partida presupuestaria correspondiente al Servicio de Asistencia y Atención Domiciliaria.

En el ámbito de infancia, adolescencia y familia, el ICASS dispondrá de 14.475.335 euros para estancias concertadas en centros de menores. Se incluye también una partida de 60.000 euros para un programa de seguimiento post-adoptivo en Cantabria y otra de 200.000 euros para el programa de atención integral a jóvenes en proceso de autonomía. Además, se incrementan un 10,05 % las dotaciones de las subvenciones nominativas previstas en los programas de intervención de medidas judiciales en medio abierto y las de los programas de prevención y protección, en concreto los programas de acogimiento familiar.

Con respecto a las personas mayores «uno de los grandes activos de nuestra sociedad, la voz de la experiencia», que ocupan un papel fundamental, por lo que el ICASS destinará casi un 20% más, 1.519.200 euros, «para hacerles llegar cuantas medidas están a nuestro alcance para asegurar su bienestar». Gómez del Río ha añadido que se mantienen también las subvenciones nominativas a la Universidad Nacional de Aulas de la Tercera Edad, la Federación de Personas Mayores y el Colegio de Podólogos de Cantabria.

El ICASS tendrá el próximo año 8 millones de euros de los fondos MRR. Entre los proyectos «más importantes» que se financiarán con ese montante está la construcción y equipamiento de un centro de día residencial con plazas de referencia para la atención a personas dependientes con deterioro cognitivo que presentan graves dificultades en Castro Urdiales; la creación de un centro de apoyo a los cuidados a lo largo del ciclo vital mediante la remodelación del antiguo CAIF de General Dávila o la creación de una red de 20 viviendas para personas sin hogar.

Además, se incluye la adaptación de los centros de atención a la dependencia del ICASS al nuevo modelo de cuidados, el desarrollo de un sistema de teleasistencia avanzada, la digitalización de los sistemas de servicios sociales y subvenciones a municipios para la mejora de accesibilidad y apoyo a la digitalización de centros de servicios sociales.

El presupuesto global de esta dirección para el año 2024, «una clara apuesta para hacer frente a la mejora de las situaciones de vulnerabilidad», asciende a 3.458.306 euros, sin tener en cuenta las aportaciones de los fondos MRR, lo que supone un incremento del 21,18 % respecto al año 2023. En este sentido, habrá un millón de euros destinados al desarrollo de distintos programas como la lucha contra la soledad no deseada con un completo programa de medidas encaminadas a la detección, prevención, intervención y apoyo para combatir la soledad no deseada y el aislamiento social «que provoca deterioro de la salud que repercute en la vida diaria».

Además, se implementará un programa de viviendas para la recuperación de la salud, dirigido a aquellas personas sin hogar que necesitan ayuda profesional y elaborará el Plan funcional de Parayas, la estrategia de accesibilidad para las personas con discapacidad, la estrategia para la inclusión de la población Gitana y el Programa de Apoyo Integral a las Familias con dificultades en la educación de sus hijos.

Por otra parte, esta dirección, como novedad, también prevé una aportación de 376.000 euros al Ayuntamiento de Santander para el sostenimiento del centro de acogida Princesa Letizia «un espacio convivencial, donde se permite estabilizar a ciudadanos con dificultades socioeconómicas, que atiende a personas sin hogar de Santander, pero también del resto de Cantabria».

Inclusión Social, Familias e Igualdad

Un 5,54% se incrementa el presupuesto de la Dirección General de Inclusión Social, Familias e Igualdad que, en cifras, asciende a 9.838.967 euros, para financiar tres líneas fundamentales de actuación, como son seguir avanzando en la ruptura de los estereotipos y roles de género, la formación en igualdad de hombres y mujeres, y la lucha contra todos los tipos de violencia de la mujer.

Por eso, ha dicho Gómez del Río, las líneas de actuación más importantes son continuar con el plan corresponsable con 2.882.841 euros, el Pacto de Estado contra la Violencia de Género con 2.182.981 euros y el fomento de la natalidad, con una dotación de 1.671.500 euros. Por otra parte, el inmueble de las marzas está dotado con 36.022 y 591.178 euros, para acondicionamiento y la mejora de la accesibilidad del inmueble.

Por último, la dirección de Juventud, Cooperación al Desarrollo y Voluntariado estará dotada con 8.640.196 euros, a repartir en dos programas: el de Promoción y Servicio a la Juventud y el de Cooperación para el Desarrollo y el Voluntariado. En el primer caso, se consigna un 16,6% más para «recuperar la acción política con repercusión directa en la juventud cántabra», así como, incrementar en un 47% las inversiones, debido al deterioro en el que se encuentran las instalaciones». También se apuesta, ha dicho, por fomentar el asociacionismo juvenil, la actividad juvenil en los municipios y las ayudas al permiso de conducción, «puesto que se incrementa un 66% la partida destinada a este fin».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Popular

Comentarios Recientes