domingo, marzo 7, 2021
Inicio Santander Marcano y Cenador de Amós proyectan objetivos más ambiciosos para la tercera...

Marcano y Cenador de Amós proyectan objetivos más ambiciosos para la tercera edición de ‘Santander Foodie’.

El consejero de Turismo recibe a Jesús Sánchez y Marián Martínez, los propietarios de este restaurante con tres Estrellas Michelín, que se ofrecen para elevar la repercusión gastronómica cántabra a nivel internacional.

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria, Javier López Marcano, apoyará la mejora de la tercera edición de ‘Santander Foodie’ con los objetivos planteados por su director, Jesús Sánchez, propietario junto a Marián Martínez del restaurante Cenador de Amós, quienes se han entrevistado hoy con el consejero en su despacho del PCTCAN.

En la reunión, a la que ha asistido también la directora general de Turismo, Marta Barca, Jesús Sánchez y Marián Martínez han ofrecido el prestigio de su establecimiento, que ha obtenido tres Estrellas Michelín, para elevar la promoción internacional de la gastronomía cántabra, un hito que ha convertido a la región en un punto de mira de la gastronomía.

En opinión de Jesús Sánchez y de Marián Martínez, “hay que aprovechar esta inercia para contribuir, con el esfuerzo de todos, en obtener la repercusión que esta proyección supone para la región y que abre puertas para conseguir beneficios para el turismo de Cantabria”.

‘Santander Foodie’ es un evento gastronómico que se puso en marcha en 2019 con alcance nacional, pero con vocación de extenderse al alcance internacional. Se trata de un encuentro de ‘foodies’ para la promoción de la cultura gastronómica, donde se reúnen aficionados a la cocina y a los amantes de las buenas experiencias culinarias que utilizan diariamente el entorno digital. El evento cuenta con una gran variedad de talleres prácticos; degustaciones de producto, ponencias, show cookings, concursos y muchas otras actividades relacionadas con la cocina, la gastronomía y las redes sociales.

En 2020, como consecuencia de la pandemia, el evento se celebró íntegramente ‘on line’, consiguiendo reunir a foodies de primer nivel, con cientos de miles de seguidores en las redes sociales, con participaciones desde países como México, Japón, Inglaterra, Marruecos y con perfiles muy diversos que intentan acercar la gastronomía al público en general, con ponencias tan variadas como el ‘prefoodismo’, la alimentación saludable, el estilismo, el márketing, la repostería, la elaboración de recetas, etc.

En la tercera edición, que se celebrará entre los meses de octubre y diciembre de este año, los organizadores esperan que pueda celebrarse presencialmente, aunque continuarán con la infraestructura telemática como experiencia y continuación de la edición de 2020. Sánchez y Martínez han explicado a Marcano que el objetivo es conseguir la mayor repercusión de la gastronomía de Cantabria a nivel internacional relacionándola con conceptos como sostenibilidad y respeto al medio ambiente e interactuando con otros actores de la excelencia de Cantabria, realizando un trabajo multidisciplinar con grupos de talentos abiertos a la universidad, la investigación, los nuevos mercados, nuevos hábitos de consumo y al desarrollo turístico.

Loa propietarios de Cenador de Amós han manifestado a Marcano que son conscientes de su responsabilidad a la hora de generar ilusión y alimentar el espíritu de los profesionales para una superación constante en busca de la excelencia y la competitividad.

Cenador de Amós

Cenador de Amós abrió en el verano de 1993 y apenas un año y medio después, obtuvo su primera estrella Michelin. La segunda llegó en el otoño de 2016 y la tercera en 2019-20

El Cenador de Amós se encuentra en Villaverde de Pontones, en la que fue casa palacio de los Mazarrasa, una construcción que data de 1756. El edificio tiene una composición barroca en la fachada y se compone de un cuerpo central en forma de torre y dos cuerpos laterales. El comedor principal del Cenador de Amós se ubica en el antiguo patio donde accedían los coches de caballos. Tiene tres comedores principales, y dos pequeños comedores privados. El espacio fue sido decorado por José Piris, respetando sus elementos arquitectónicos originarios del siglo XVIII (los arcos de piedra, la ebanistería de pinotea, castaño y roble y las puertas de época con cristales soplados), y se ha dotado a la sala de un aire más minimalista.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Más Popular

Comentarios Recientes