viernes, mayo 14, 2021
Inicio Actualidad Revilla valora que la residencia de Suances ha sido un “salvavidas” frente...

Revilla valora que la residencia de Suances ha sido un “salvavidas” frente a la Covid y agradece al Padre Ángel la colaboración de Mensajeros de la Paz.

El presidente y la consejera de Políticas Sociales visitan este centro que inicia su actividad tras acoger en los últimos 7 meses a 459 mayores con coronavirus.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado hoy que la residencia de Suances de la ONG Mensajeros de la Paz ha sido un “salvavidas” y un “refugio” frente a la Covid-19, un centro que en los últimos 7 meses se ha destinado en exclusiva al cuidado de mayores infectados con coronavirus, como en su momento el de Meruelo, y que inicia a partir de ahora su actividad ordinaria como residencia geriátrica.

Revilla ha señalado que la apertura de este centro es una “gran noticia” y un “punto de esperanza” para Cantabria, que empieza a comprobar ya cómo el proceso de vacunación está siendo “absolutamente eficaz” entre los grupos prioritarios que ya han sido inmunizados, entre ellos las personas mayores.  

Además, ha agradecido a Mensajeros de la Paz y muy especialmente a su presidente, el Padre Ángel, la colaboración prestada al Gobierno cántabro para desarrollar esta iniciativa de la consejera de Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, cuyo objetivo era “aislar los brotes” y evitar la propagación del virus entre las residencias de mayores.

“Este lugar ha sido un salvavidas para tanta gente y va a ser ahora un lugar de vida para otro tipo de residentes”, ha señalado el presidente, que también ha reconocido la extraordinaria labor y la vocación de los trabajadores que durante todo este tiempo han atenido a los pacientes. A ellos y al conjunto de los profesionales sanitarios ha atribuido el mérito de que la región tenga en estos momentos, junto a Melilla, la tasa de mortalidad más baja por habitante.

“Yo creo que eso es un orgullo. Ha muerto mucha gente, pero también hemos evitado que mueran más”, ha enfatizado.

Finalmente, ha reconocido su admiración por el Padre Ángel, premio Beato de Liébana en 2019, una persona que invita a “creer en la bondad, en la humanidad y en la gente buena”.

Por su parte, Ana Belén Álvarez ha valorado que la decisión de agrupar en Suances y Meruelo los casos positivos detectados en las residencias de Cantabria supuso un mejor cuidado para los mayores y también un “respiro” y un “gran alivio” para el resto de centros.

La consejera ha destacado que “el engranaje y la perfecta coordinación” entre la Consejería, el ICASS y la dirección del centro permitió trasladar pacientes a Suances “en menos de 24 horas” desde que se confirmara la infección, un “flujo permanente” que ha permitido garantizar en todo momento el funcionamiento del sistema residencial.

Asimismo, se ha sumado al presidente en el homenaje a la “dedicación, entrega, profesionalidad y arrojo” del personal de Suances y del conjunto de los centros de mayores de Cantabria.

Finalmente, el Padre Ángel ha expresado su felicidad por la apertura del centro y ha apelado a la confianza de la sociedad para superar esta situación. “Si no creemos en nosotros mismos y en salir adelante, estamos perdidos”, ha dicho.

El presidente de Mensajeros de la Paz también se ha enorgullecido del trabajo de los profesionales de la residencia y ha destacado la implicación tanto del presidente como de la consejera de Políticas Sociales con el bienestar de los mayores de Cantabria.

Residencias covid

Durante esta pandemia en Cantabria han estado funcionando de forma consecutiva dos residencias covid, Meruelo y Suances, en las que han pasado la cuarentena personas dependientes de otros centros residenciales que dieron positivo en las pruebas de covid-19 y no requirieron hospitalización. Estos centros, además de garantizar el aislamiento de los enfermos, han posibilitado que las residencias de mayores quedaran libres de la enfermedad y que sus residentes sanos pudieran recuperar sus rutinas diarias.

En marzo del pasado año la Consejería de Políticas Sociales y la empresa Grupo de Calidad en Dependencia alcanzaron un acuerdo por el que la residencia de Meruelo quedó habilitada como centro covid, una actividad que se mantuvo hasta el mes de julio, cuando la entonces buena evolución de la pandemia aconsejó su cierre.

Por ella pasaron 39 residentes desplazados procedentes de 11 residencias de los que regresaron 34 a sus centros de origen una vez que hubieron recibido el alta.

En agosto se llegó a un nuevo acuerdo con la ONG Mensajeros de la Paz para habilitar como nuevo centro covid la residencia de Suances, un centro con capacidad para 98 plazas, de las que 68 son individuales. En los momentos de mayor ocupación, en el mes de enero de este año, el centro llegó a atender a 84 personas, una cifra que fue paulatinamente reduciéndose en paralelo al avance de la vacunación que comenzó a finales de diciembre.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes