viernes, mayo 14, 2021
Inicio Actualidad Ana Belén Álvarez reivindica la “rentabilidad social, económica y laboral” de la...

Ana Belén Álvarez reivindica la “rentabilidad social, económica y laboral” de la inversión en servicios sociales.

La extensión de la red de Dependencia generará en torno a 90 millones de euros de inversión privada y la creación de 1.000 puestos de trabajo estables.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha reivindicado hoy en el Parlamento de Cantabria la inversión en políticas sociales y dependencia como una inversión “totalmente rentable” que genera importantes “retornos sociales, económicos y laborales”.

Así lo ha defendido durante su intervención en la Comisión de Empleo y Políticas Sociales celebrada esta mañana en el Parlamento de Cantabria, donde ha presentado el ‘Estudio de Necesidades de Recursos de Atención a la Dependencia para el periodo 2023-2027’ elaborado por su departamento.

Para cubrir las nuevas necesidades previstas de 1.500 nuevas plazas residenciales públicas y la extensión de la teleasistencia y servicios de ayuda a domicilio, el Gobierno prevé que se necesitará una inversión pública de alrededor de 30 millones de euros que, a su vez, conllevará una inversión privada que podrían rondar los 90 millones y la creación de unos 1.000 nuevos puestos de trabajo estables.

“Tenemos que acabar entre todos con la expresión de ‘gasto social’ que sugiere que todo recurso que se destina a este fin debe considerarse a fondo perdido. Es necesario revisar ese paradigma y sustituir ese concepto por el de ‘inversión social’”, ha defendido desde la tribuna Ana Belén Álvarez, apelando al compromiso de todos los grupos políticos de “no volver a épocas pasadas” y seguir aumentando los presupuestos para Dependencia durante los próximos años.

La titular de Políticas Sociales ha incidido en que la Atención a la Dependencia es un sector intensivo en mano de obra que “además de generar empleo, reduce gasto sanitario y genera una actividad económica que retorna a la administración pública”. De esta forma, ha explicado la consejera, entorno al 66% de la inversión pública que se realiza en Dependencia regresa a las arcas públicas, fruto de la actividad económica de las empresas del sector y los diferentes colectivos que trabajan.

Herramienta de planificación

Durante su intervención, la consejera ha explicado que el estudio es una “herramienta de trabajo” para la Administración y también para el propio sector que “permite una planificación rigurosa de los recursos” con la vista puesta en las necesidades futuras para ser capaces de dar respuesta adecuada al incremento de la demanda como consecuencia del envejecimiento de la población.

Así, la previsión es que la población en situación de dependencia para 2027 se incrementará en casi un millar superando las 22.000 personas dependientes, de las cuales la mitad, 12.500, tendrán 80 años o más. Por lo tanto, “el nivel de exigencia de cuidados y de apoyos será mucho más alta de la que venimos estando acostumbrados hasta ahora”, ha apuntado.

Para cubrir estas necesidades el estudio establece dos escenarios. El primero de ellos permite establecer los “objetivos prioritarios” en las 4 Áreas en las que se divide en materia de servicios sociales Cantabria y en sus respectivas Zonas Básicas; mientras que la segunda hipótesis contempla el “nivel óptimo” de atención al que se debe llegar en todo el territorio. Por ejemplo, para plazas residenciales, ha indicado la consejera, se maneja la recomendación de la OMS de disponer de 5 plazas porque cada 100 personas mayores.

500 nuevas plazas para Santander

Según se desprende de los datos del estudio, en el ámbito de las residencias de mayores, Santander sigue siendo un sitio con carencias, porque es la zona donde más se agrupa la población, de ahí que se prevean más de 500 plazas necesarias en atención 24 horas. También Ana Belén Álvarez ha señalado la necesidad de promover en Medio Cudeyo un centro que dé respuesta al aumento de la población que ha experimentado el municipio.

Igualmente, el informe detecta necesidades en Ramales de la Victoria, en el Alto Asón; en la zona de Altamira, Santillana del Mar podría ser un núcleo a desarrollar, igual que Cartes o incluso hasta Reocín.

Teleasistencia y SAD

Con relación a otros servicios como la Teleasistencia o el Servicio de Ayuda a Domicilio, la titular de Políticas Sociales ha indicado que va a haber un incremento “espectacular” en los próximos años. Según el estudio, “necesitaríamos incrementar los servicios de ayuda a domicilio en 3.000 usuarios en estos próximos años para atender esa demanda”.

En teleasistencia aún más, “teniendo en cuenta que el objetivo que se quiere impulsar es que sea un servicio universal para personas dependientes”, del entorno de 6.000 nuevos usuarios.

Sobre estos dos servicios, ha indicado que “no requieren la construcción de edificios”, por lo que dar una respuesta al incremento de demanda desde el punto de vista del procedimiento es “más ágil”.

Situación Dependencia

Al comienzo de su intervención, la consejera ha repasado el estado actual del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), que en Cantabria atiende a 21.060 personas, con una generación de empleo de más de 6.000 puestos de trabajo. El número de prestaciones total que reciben estas personas se eleva hasta las 25.870, destacando 4.723 plazas residenciales y 1.735 plazas de atención diurna.

Ana Belén Álvarez ha indicado que en lo relativo a los tiempos de resolución de expedientes y valoración del Proyecto Individual de Atención (PIA) Cantabria está por debajo de los 180 días que marca la Ley de la Dependencia y es “la segunda comunidad autónoma con mejores registros”.

En concreto, el tiempo medio entre que una persona presenta la solicitud y obtiene el reconocimiento del grado de dependencia, en caso de que corresponda, es de 57 días y el plazo medio entre ese reconocimiento y la resolución efectiva del PIA es de 42 días. Por lo tanto, Cantabria ya está por debajo de los 100 días en el tiempo que transcurre desde que una persona presenta su solicitud para obtener el grado de dependencia y la Administración le asigna un recurso acorde a su valoración.

Estas cifras se han logrado, entre otras cuestiones, gracias a la acreditación de 25 profesionales como valoradores de la Dependencia que permitió ampliar un 35% los profesionales habilitados para este fin, así como la concertación de más 200 plazas por parte del ICASS durante el año 2020.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes