sábado, octubre 16, 2021
Inicio Actualidad Educación destinó 14,3 millones euros durante el primer trimestre a la implantación...

Educación destinó 14,3 millones euros durante el primer trimestre a la implantación de medidas de prevención del COVID.

La Consejería aprueba las plantillas jurídicas e inicia con las organizaciones sindicales la negociación del calendario escolar para el curso 2021-2022.

El coste de las medidas implantadas para la adecuación de los centros educativos a las medidas de prevención del coronavirus superó los catorce millones de euros en el primer trimestre del curso, de los que 8,6 millones se destinaron a la contratación de personal. La previsión para este año, 2021, es que a ese incremento se sumen 20 millones de euros adicionales.

La consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, ha facilitado hoy a las organizaciones sindicales el detalle de los gastos afrontados para adecuar los centros al contexto de crisis sanitaria en el transcurso de una Mesa Sectorial de la Junta de Personal Docente, celebrada de forma telemática, y en la que, además, ha dado cuenta de las plantillas jurídicas para el próximo curso, 2021-2022, y Administración y sindicatos han iniciado las negociaciones del calendario escolar.

En concreto, la Consejería ha destinado a adecuación de los centros 14.345.671 euros, de los que el sesenta por ciento (8,6 millones de euros) se ha destinado a la contratación de personal. Además del refuerzo de personal no docente, hoy hay en las aulas 469 docentes más que el curso pasado para reducir el número de alumnos por aula y se han duplicado las sustituciones -sólo en la red pública, desde el inicio del curso hasta el 31 de diciembre se realizaron 1.601, frente a las 800 durante el mismo periodo del año anterior-. Por primera vez, la Consejería sustituye en veinticuatro horas a los docentes de Infantil y Primaria, una medida adoptada para no ‘romper’ los grupos de convivencia estable en los que se organizan estas etapas durante este curso.  

La reducción de la brecha digital ha sido otro de los ámbitos prioritarios de actuación, a la que se ha destinado más de un millón de euros, destinados principalmente a la adquisición de equipamientos informáticos y conexiones inalámbricas que los centros han puesto a disposición del alumnado vulnerable para los supuestos de docencia no presencial por cuarentenas.

En cuanto a los materiales de prevención, la cuantía total –incluyendo la compra centralizada efectuada por la Consejería y la realizada directamente por los centros con cargo a los fondos que les transfiere el Gobierno- ha superado los tres millones de euros. A estas cuantías, se suman 1.047.658 euros en concepto de gastos de digitalización de contenidos y materiales de protección de los centros de Formación Profesional.

Según ha afirmado Lombó, el compromiso de la Consejería es mantener las medidas y “esta inversión en prevención” todo el tiempo que “sea necesario”. “Mientras las autoridades sanitarias nos indiquen la necesidad de mantener las medidas de prevención, las mantendremos”, ha enfatizado.

Así, ha explicado que, si la situación sanitaria obliga a mantener el refuerzo de personal hasta final de año, este ejercicio, 2021, se incrementaría en más de 24 millones la partida destinada a personal docente y no docente de los centros.

Plantillas orgánicas

Por otra parte, la Consejería ha aprobado las plantillas orgánicas –las que no son de escolarización general, que se concretarán posteriormente en el cupo de docentes asignado a cada centro-, compuestas el próximo curso por 5.326 docentes: 2.446 en Educación Infantil y Primaria; 1.956 de Secundaria y Bachillerato; 282 docentes de Formación Profesional en Educación Secundaria; 320 técnicos de FP; 165 maestros en Institutos de Educación Secundaria; 65 en Conservatorios; 75 en Escuelas Oficiales de Idiomas y, finalmente, 7 docentes en Artes.

En este punto, Lombó ha explicado que el Gobierno de Cantabria ha realizado un esfuerzo “importante” para incrementar el número de docentes, teniendo en cuenta que el número de alumnos en las aulas de Cantabria “lleva varios años descendiendo”, y las “mínimas variaciones realizadas” se han hecho para “equilibrar el número de docentes en función de la realidad demográfica”.

Así, la plantilla global experimenta un incremento de 16 docentes respecto al curso actual. En concreto, se aumentan en 18 las plantillas de ESO y Bachillerato y en 10 los técnicos de FP, mientras que se disminuye en un docente las plantillas de las EOI, en cinco el número de maestros en IES (una categoría a extinguir creada cuando se implantó la ESO) y seis en Infantil y Primaria. Esta última es una reducción muy inferior, sostiene Lombó, a la que correspondería si sólo se hubieran tenido en cuenta criterios estadísticos, ya que estas etapas tienen hoy 1.000 alumnos menos que el curso pasado.

Además, ha explicado que las plantillas orgánicas constituyen sólo “una parte” de los equipos de los centros educativos, que se completarán en los próximos meses con la negociación de los cupos. “Cantabria cuenta hoy con una de las mejores ratio profesor-alumno de toda España y así seguirá siendo”, ha dicho.

Por otra parte, y en cuanto al calendario escolar, la Consejería plantea un modelo bimestral, con 175 lectivos. Ha trasladado a las organizaciones sindicales una propuesta que, a partir de la semana que viene, se debatirá en mesa técnica.

Finalmente, la consejera ha informado a las organizaciones sindicales de los proyectos que su departamento ha propuesto para su financiación con cargo a los fondos europeos del programa React: la digitalización del sistema educativo cántabro y la creación de una red de centros integrados de Formación Profesional.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes