sábado, abril 17, 2021
Inicio Santander El parque de Las Llamas cuenta ya con un total de 150...

El parque de Las Llamas cuenta ya con un total de 150 especies de aves.

La concejala Margarita Rojo ha informado de que el seguimiento científico de SEO/BirdLife durante los últimos 15 años ha constatado una cifra récord de tipos de pájaros en un entorno urbano.

Santander avanza en la conservación de la biodiversidad local con el registro de 150 especies de aves en el parque de Las Llamas, casi una cuarta parte de los 622 tipos de pájaros que han sido citados en España, lo que supone una cifra récord para un entorno urbano.

Así lo establecen los resultados del seguimiento científico de SEO/BirdLife durante los últimos 15 años, que han sido dados a conocer hoy por la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Margarita Rojo, quien ha expresado su satisfacción por “este nuevo éxito para la biodiversidad local” gracias a la integración del pequeño humedal natural en el parque de Las Llamas.

“El rastreo ornitológico realizado por SEO/BirdLife confirma que el mantenimiento de pequeñas áreas de naturaleza en las ciudades, acompañadas de una gestión adecuada, logra reducir la pérdida de biodiversidad que siempre se asocia a la expansión urbanística”, ha subrayado.

Además, ha precisado que el parque de Las Llamas es una de las 13 zonas verdes urbanas y periurbanas de Santander incluidas en el acuerdo de custodia del territorio entre el Ayuntamiento y SEO/BirdLife, y que se está tramitando su declaración como reserva ornitológica.

La concejala pone también de manifiesto que en el estudio de la Sociedad ornitológica se ratifica un “continuo crecimiento de la riqueza de aves presentes en el parque”, dado que mientras en los primeros años se registraban en el censo una media de 20 tipos distintos en poco más de una hora, hoy esta cifra supera las 33 “lo que representa un incremento de más del 65% en el número de especies que permanecen en la zona”.

Estos datos indican que la maduración de la vegetación y las eficaces medidas de conservación, -como la instalación de cajas-nido, la gestión diferencial de las siegas, la plantación de árboles y arbustos autóctonos, la diversificación de los estratos vegetales o el manejo de la lámina de agua- “han sido muy positivas para favorecer la biodiversidad”, ha apostillado Rojo.

La responsable de Medio Ambiente ha explicado también que la comunidad de aves reproductoras en el parque también ha ido creciendo cada año. Así, en 2020 “se alcanzó  un nuevo máximo de 30 especies nidificantes”, con la consolidación de la reproducción de especies como el porrón europeo y el ánade friso, y buenos números del resto de aves acuáticas (un mínimo de 28 parejas nidificantes de 7 especies de aves acuáticas, junto a frisos y porrones han nidificado azulones, zampullines comunes, rascones, gallinetas y fochas).

De igual forma, el parque de las Llamas ha sido también un foco de atracción para “rarezas ornitológicas de ámbito regional en incluso nacional”, poniendo como ejemplos que el año pasado se han podido observar especies raras en Cantabria como el bigotudo, el avetoro, la agachadiza chica o el faloropo picogrueso.

“La presencia de estas aves ha atraído, además, a gran número de ornitólogos aficionados y fotógrafos de naturaleza porque ha supuesto todo un espectáculo natural en plena ciudad”, ha añadido.

La importancia de las  aves como indicadores ambientales

Por su parte, SEO/BirdLife considera que el estudio de la comunidad de aves a lo largo del ciclo anual se ha confirmado como un “buen termómetro de la salud ambiental” del Parque de las Llamas y está permitiendo “valorar la eficacia de las actuaciones de conservación y mejora ecológica, identificar posibles impactos y/o problemas de conservación, y definir las necesidades de gestión y conservación de este espacio natural urbano”.

En este sentido, los responsables de la sociedad han subrayado que un ejemplo de la utilidad de esta información “se ha podido comprobar este verano con la proliferación de lenteja de agua, que desde el mes de mayo y hasta el mes de octubre cubrió con un manto verde las zonas de aguas libres del humedal, lo que generó cierta polémica y el rechazo, por motivos estéticos, de algunos vecinos y usuarios del parque”.

Pero los datos del seguimiento realizado por SEO/BirdLife han confirmado que la llegada de esta planta autóctona, “es un proceso natural que tiene efectos positivos sobre la comunidad de aves acuáticas del parque de Las Llamas, ya que se trata de una fuente de alimento muy valorada por las anátidas y los rálidos”. De hecho, han verificado que durante el verano se produjeron las mayores concentraciones de ánade friso de los últimos 15 años, con hasta 136 ejemplares censados, y cifras de 341 ejemplares de las distintas especies de aves acuáticas.

Por ello desde SEO/BirdLife se insiste en la necesidad “de que la conservación de la de la biodiversidad debe estar en el centro de la gestión del parque de las Llamas, y prevalecer sobre consideraciones estéticas y paisajísticas”.

Fuente: Ayto Santander

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes