martes, diciembre 7, 2021
Inicio Cantabria Rodríguez aboga por aprovechar el impulso obligado a la digitalización que ha...

Rodríguez aboga por aprovechar el impulso obligado a la digitalización que ha exigido la pandemia para garantizar el futuro y la viabilidad de la sanidad pública

El consejero del área, que hoy ha inaugurado un encuentro en la UIMP sobre la consolidación de la salud digital, ha reconocido públicamente que sin los profesionales TIC no hubiésemos podido afrontar el Covid-19.

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha apostado hoy por aprovechar el impulso “obligado” a la salud digital que ha exigido la pandemia para “garantizar el futuro y la viabilidad de la sanidad pública. ”Es clave aprovechar este momento de cambio, de transformación y de oportunidad” que el Covid-19 ha impuesto, ha dicho el titular de Sanidad, pero sin olvidar que la pandemia solo ha supuesto “un acelerón” porque el cambio ya estaba en marcha.

Las organizaciones sanitarias, especialmente las de titularidad pública y cobertura universal, estaban ya en un punto de inflexión hacia el cambio para poder hacer frente a una demanda cada vez más creciente y garantizar su sostenibilidad financiera.

Rodríguez se ha manifestado así durante la inauguración del encuentro profesional ‘Salud digital tras la Covid19: de lo imprevisto a la consolidación’ que, organizado Dirección General de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios, abordará durante hoy y mañana cómo la transformación digital representa la promesa de transformar la forma de hacer las cosas en sanidad.

Junto al consejero han participado en la presentación del encuentro la vicerrectora de Extensión Universitaria, Relaciones Institucionales y Campus de Las Llamas de la UIMP, María del Mar García de los Salmones y el Director General de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios, Santiago García Blanco.

Una oportunidad que consejero ha aprovechado para reconocer públicamente que sin los profesionales TIC, “una parte absolutamente desconocida del sistema sanitario”, no hubiésemos podido afrontar el Covid-19. El desempeño de su trabajo, ha dicho, ha sido “espectacular” y una de las claves para poder superar esta crisis con éxito.

Un agradecimiento que ha hecho extensible al personal de la Dirección General, que han sido capaces de unir y coordinar sus esfuerzos con el Servicio Cántabro de Salud “en un todo y único equipo” que ha materializado la apuesta que se ha realizado esta legislatura por la transformación digital del sistema sanitario de Cantabria con la creación de una Dirección General específica.

“En un año –ha precisado Rodríguez-, y en eso coinciden todos los expertos, se ha producido un avance en las soluciones de salud digital que probablemente no se hubieran alcanzado en 4 o 5 en situación normal”.

De hecho, ha precisado, la crisis del Covid-19, “frente a la que nuestro sistema sanitario ha demostrado una capacidad de respuesta espectacular”, ha sacado también a la luz los puntos débiles del sistema. Especialmente, la necesidad de reforzar las estructuras y los recursos destinados a Salud Pública, los sistemas de vigilancia epidemiológica, testeo, rastreo y geolocalización de casos, en situación de pandemia como la sufrida y, por encima de todo, la necesidad de unos sistemas de información sanitaria mucho “más integrados, ágiles y resilientes” que permitan la visualización de datos en tiempo real para la toma de decisiones.

Ahora bien, el consejero también se ha preguntado si ¿vamos a ser capaces de conseguir consolidar todo este avance logrado en tan poco tiempo o vamos a volver a las viejas formas de trabajar?; ¿en qué va a influir en todos los planes a futuro de las organizaciones sanitarias esta aceleración de la adopción de soluciones de salud digital? o si ¿seremos capaces de aprovechar los Fondos Europeos de Recuperación y Resiliencia para este fin? Algunas de las respuestas se darán durante estas dos jornadas de encuentro.

El principio del cambio

Para el consejero de Sanidad, hay que superar la sanidad del siglo XX, pensada y diseñada para tratar al paciente agudo, hospitalizándolo en muchos casos, para enfocar el sistema en la prevención y la atención al paciente crónico, primando la formación de los pacientes en sus propios autocuidados.

“En este nuevo paradigma es clave la mejora de la atención primaria y, sobre todo, una mejor integración de ésta con la atención hospitalaria, tanto la sanitaria como la social” para garantizar la continuidad asistencial sociosanitaria. En este sentido, ha hecho un inciso para destacar el despliegue total el despliegue total de la nueva Historia Clínica de Atención Primaria, APCantabria, “un gran paso adelante en esta dirección”.

El mundo hiperconectado y la nueva generación de dispositivos sensores y de monitorización gracias a las tecnologías IoT (Internet of Things) y al próximo 5G, ofrecen “posibilidades ilimitadas” para el seguimiento de los pacientes a distancia y hacer realidad la telemedicina.

Pero, el titular de Sanidad también ha hecho hincapié en otro aspecto “muy importante” en la transformación digital de la sanidad como son los datos y qué hacer con ellos. El crecimiento exponencial en la generación de datos sanitarios, estructurados y no estructurados, imagen médica, requiere tecnologías flexibles como la “nube” o “cloud”, aptas para su gestión y procesado. Un volumen que se multiplicará, ha resaltado, cuando la evolución de las llamadas ciencias “ómicas” (Genómica, Proteómica, Metabolómica, etc.), conduzcan a la medicina personalizada o de precisión.

La extensión de la Historia Clínica Electrónica (HCE), normalizada y federada a nivel nacional y europeo representa una fuente de datos muy valiosa, que junto al cruce de datos con otras múltiples fuentes permite el despliegue de soluciones de Big Data e Inteligencia Artificial, que en muchos casos superan ya al criterio humano en el diagnóstico, y en todo caso, suponen una ayuda para el profesional sanitario que se convertirá en imprescindible en el corto plazo.

Además, la HCE es una herramienta muy potente para el registro y medición de resultados en salud, que permite la exploración de modelos de compra de medicamentos más eficientes basados en el valor aportado a los pacientes.

EDHEN

El consejero también ha hecho referencia a la adhesión de Cantabria, junto a otros 100 servicios de salud regionales, al proyecto europeo EHDEN (European Healthcare Data and Evidence Network) para compartir la HCE anonimizada con fines de investigación y estudios observacionales de RWD (Real World Data) “un hito para Cantabria y nuestro sistema de investigación sanitaria y biomédica”.

Pero, tal y como ha recordado Miguel Rodríguez, “no todo vale en la implantación de tecnología en sanidad”. Hay que garantizar la protección de datos de los personales de los pacientes, tratando de equilibrar este derecho con el aprovechamiento legal de los datos, convenientemente seudonimizados, para la investigación, ha apuntado.

Fuente: cantabria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes