sábado, noviembre 26, 2022
Inicio Cantabria Sanidad alcanzará en 2023 los 1.087 millones de euros de presupuesto para...

Sanidad alcanzará en 2023 los 1.087 millones de euros de presupuesto para consolidar el crecimiento de recursos sanitarios de los últimos ejercicios

Supone la mayor partida de los Presupuestos Generales de Cantabria para el próximo año y 59 millones más que en 2022

La sanidad pública cántabra contará en 2023, por primera vez en su historia, con un presupuesto de 1.087 millones de euros, 59 millones más que este año, en términos absolutos, para consolidar el crecimiento experimentado en los últimos ejercicios de los recursos públicos destinados a financiar el sistema sanitario.

Unos presupuestos que, un año más, suponen la partida más alta de todas las cuentas del Gobierno de Cantabria y persiguen “potenciar y mejorar el sistema sanitario y acometer la actualización que precisa”.

El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, ha presentado hoy públicamente las cuentas de su departamento para el próximo ejercicio, que se repartirán entre la Consejería, el órgano de dirección política y estratégica del sistema sanitario de Cantabria, cuya cifra global asciende a 28,9 millones de euros, 2 por encima de los consignados en este ejercicio (un 7,5% más ); y el Servicio Cántabro de Salud (SCS), organismo autónomo responsable de la prestación de asistencia sanitaria que, con casi un 6% más de presupuesto, alcanzará los 1.058 millones de euros de montante presupuestario, 58 por encima de los presupuestados en 2022.

Junto al consejero ha estado presente en la comparecencia el gerente del SCS, Rafael Sotoca y otros altos cargos de la Consejería y el Servicio Cántabro de Salud.

Consejería de Sanidad

Con los 28,9 millones presupuestados para la Consejería de Sanidad se sufragarán los gastos de personal, cuya partida se reduce un 4,8%, puesto que “ya no se dotan algunas plazas de rastreadores” por la evolución más controlada de la pandemia y el cambio en la forma de seguimiento del virus. Además, los cambios en la normativa de personal no permiten consolidar este gasto como estructural.

En dicho capítulo 1, el referido a personal, se recoge también una dotación de 700.000 euros para hacer frente a los nuevos retos de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que ha Consejería va a abordar.

El presupuesto para 2023 también contempla un incremento del gasto en el capítulo de transferencias corrientes, un 4% más, con aportaciones al Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla (IDIVAL), para continuar con el fomento de la investigación, así como el desarrollo del proyecto ‘Cohorte Cantabria’.

Además, se incrementan las partidas para la Fundación Marqués de Valdecilla (FMV) y, “por primera vez”, se introduce una partida para el Hospital Virtual Valdecilla (HvV) de 250.000 euros, con el objetivo de financiar la obra de ampliación de este centro. “En ambos casos se apuesta por la trasferencia de la investigación a la mejora del diagnóstico y tratamiento en las áreas de simulación (robótica y protonterapia)”.

También, se incrementan las partidas al Observatorio de Salud Pública y se mantienen las aportaciones a diversas asociaciones de pacientes que realizan programas de prevención e intervención en salud pública.

Apostar por prevención y la salud pública

La Dirección General que verá crecer más sus cuentas en 2023 será Salud Pública, un 14,5% más, por encima de los 16 millones de euros, 2 más que en 2022.

En el reparto del montante, tal y como ha explicado el consejero, se tendrá en cuenta “seguir dando respuesta a la COVID-19”, sobre todo, con el “refuerzo” de los sistemas de vigilancia centinela de virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2. Además, se hará especial hincapié en la vacunación, para prevenir enfermedades, ya que el gasto en vacunas será de 7,7 millones de euros, frente a los 5,8 consignados en 2022.

En este sentido, Pesquera ha anunciado que para 2023 se introduce la vacuna frente al Herpes Zoster en la cohorte de 65 años y mantiene la vacunación de personas de riesgo, “que ya se venía haciendo”, lo que multiplica las dosis y el gasto en más de un millón de euros.

De igual forma, Salud Pública “mejora la estrategia de vacunación frente al Virus del Papiloma Humano” y se plantea utilizar la vacuna nonavalente “por su mayor espectro de protección” contra el VPH. “El siguiente paso sería la inclusión de la vacunación de los varones adolescentes”.

En el presupuesto de Salud Pública también hay un total de 640.000 euros consignados para programas de prevención, intervención y reducción del daño en salud pública. De este total, 140.000 euros son para entidades locales, mientras que las asociaciones e instituciones sin ánimo de lucro recibirán entre todas 500.000 euros.

Por último, con el presupuesto de la Dirección General de Salud Pública también se cofinancia con 50.000 euros el estudio ‘Cohorte Cantabria’ y se aumenta la partida presupuestaria para el OSPC con 200.000 euros.

Resto de direcciones generales

Un total de 5,6 millones del presupuesto de la Consejería irán destinados a la Dirección General de Ordenación, Farmacia e Inspección, 12,7% más, “para apostar por la investigación y por la formación”. De hecho, más de 2 millones de euros son para el IDIVAL, en apoyo a múltiples programas de fomento a la investigación, desarrollo e innovación sanitaria.

Asimismo, se mantienen las ayudas del programa PAIME (Plan de Atención Integral al Médico Enfermo) y RETORNO (Atención a enfermeros/as que tienen problemas psíquicos y/o conductas adictivas), con partidas de 20.000 y 15.000 euros, respectivamente.

En el marco de la Estrategia frente al Reto Demográfico de Cantabria 2019-2025, ha anunciado el titular de Sanidad, se vuelven a destinar 17.000 euros para, en colaboración con la Consejería de Presidencia y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria, subvencionar actuaciones relacionadas con el programa de optimización de la adherencia al tratamiento farmacoterapéutico, mediante los sistemas personalizados de dosificación (SPD) en municipios en riesgo de despoblamiento.

Plan de Transformación Digital para el Servicio Cántabro de Salud

La Dirección General de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios destinará gran parte de su presupuesto, 1,8 millones de euros (un 15% más que en 2022), a continuar el desarrollo del Plan de Transformación Digital para el SCS. Así, mediante la coordinación de los servicios de Informática del SCS, se seguirá trabajando en una estrategia, que incluya “de forma preferente” la mejora de la usabilidad y servicios incluidos en la carpeta electrónica de salud disponible en web y App en dispositivo móvil.

La otra gran línea de trabajo de esta Dirección General es el fomento de la relación directa con las asociaciones de pacientes para estimular su participación y recoger sus demandas y sugerencias en materia de atención sanitaria. “Destinaremos a esta cuestión una partida de 100.000 euros para ayudas a las asociaciones de pacientes que dispongan de programas propios de formación, prevención y autocuidados, como actividades de claro interés sanitario”.

Otros 60.000 euros se emplearán en dar continuidad a la Escuela de Pacientes de la Fundación Marqués de Valdecilla.

Claro compromiso con la Atención Primaria

En relación con “el otro gran pilar presupuestario”, el Servicio Cántabro de Salud, Pesquera ha anunciado un incremento global del 5,78% para el próximo año (1.058 millones frente a los 1.000 de 2022.

El presupuesto del SCS servirá para potenciar la Atención Primaria, cuyo presupuesto total supone casi el 20% del global del SCS; ordenar eficazmente los recursos humanos y la estabilización; impulsar la salud mental; apostar por políticas de sostenibilidad energética, y seguir impulsando inversiones en alta tecnología con el plan INVEAT y la protonterapia.

Además, la cuantía económica reservada para el año que viene servirá para “impulsar la ampliación del centro de salud de Polanco y la construcción del de Castro Urdiales, además de la construcción de infraestructuras en Suances, Comillas y Piélagos norte, entre otras, así como para el mantenimiento de las infraestructuras existentes “que no podemos olvidar”. Para todo ello, hay previstos 4,5 millones de euros de inversión.

Asimismo, se consignan 765.000 euros para la dirección facultativa y supervisión de la obra de protonterapia y la fase II del Hospital de Laredo con 2.072.000 euros.

Eficiencia energética y sostenibilidad

Por último, el consejero se ha centrado en el impulso que su departamento dará a las actuaciones de eficiencia energética, para la instalación de placas fotovoltaicas para una producción más eficiente de energía y para el ahorro. Así, se propone la instalación de placas en una veintena de centros de salud y en el Hospital Sierrallana. Además, ha anunciado, se ejecutarán reformas sostenibles dentro del Plan Pireb (actuaciones para edificios más sostenibles, accesibles y de ahorro energético).

También se acometerán actuaciones en Sierrallana, por valor de 695.322 euros, de los que 380.000 euros son para la climatización y los 315.322 euros restantes para la central de transformación eléctrica, si bien se trata de un proyecto plurianual.

Priorizar la salud mental

La salud mental sigue siendo una de las “prioridades” en el próximo presupuesto, y se afrontará la creación de una Unidad de Agudos en Sierrallana, el refuerzo de los recursos humanos en los centros de salud mental infanto-juvenil y la dotación de camas específicas para patología grave en salud mental en Pediatría de Valdecilla. Además, ha subrayado Pesquera, en este ámbito hay partidas para financiar nuevas contrataciones.

Por otro lado, Sanidad va a continuar el año que viene con la ejecución del Plan Inveat de renovación y modernización tecnológica, para el que hay 9,2 millones de euros consignados para el “segundo plazo de esta gran actuación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más Popular

Comentarios Recientes